31 agosto 2013 Consejos, Salud

El mejor pediatra

Partiendo de la base que todo profesional es el adecuado y nos va a ayudar perfectamente en el cuidado de nuestro niño, sí podemos elegir aquel que vaya más en función de nuestras preferencias. No debemos olvidar que este doctor nos va a acompañar durante un largo periodo de tiempo y en cuestiones especialmente delicadas, por lo que nos debe inspirar la mayor de las confianzas.

Y esa confianza se irá forjando a partir de su personalidad y forma de tratarnos. Lo que para unos puede resultar una desfachatez, para otros es un modo de cercanía, de igual modo la extrema seriedad puede darte confianza o, por el contrario, ser un símbolo de vanidad y rechazo. Como siempre nos gusta decir: “para gustos los colores”.

Lo mejor es que empecemos a buscar o indagar durante el embarazo, no olvides que nada más nacer tu bebé el pediatra le estará esperando para sus primeras exploraciones. Puedes pedir consejos y opiniones a tu círculo más cercano: familiares, amigos, vecinos…, ellos sabrán orientarte basándose en su propia experiencia. Pero hay otros aspectos que, también, debes tener muy en cuenta.

El lugar de la consulta debe estar cerca de casa, mucho mejor si puedes ir andando y los horarios deben ser compatibles con tu trabajo u obligaciones. Es importante, también, saber que disponibilidad tiene. A veces es necesario consultarle cualquier duda fuera su horario laboral, pero podemos hacerlo por teléfono, por mail o, incluso, durante los fines de semana o vacaciones.

Durante nuestro primer encuentro con él, debemos observar si hay una buena comunicación, no solo verbal si no también emocional. Es necesario que se explique con claridad, que nos cuente los procesos de nuestro hijo de forma sencilla y que exista cierto “feeling” con el bebé. Es importante observar la forma de tratarlo y si el niño se siente cómodo con él.

Después entraríamos en aspectos más mundanos, o no, como las tarifas de precios que aplica, los exámenes que le realiza y si la consulta es un lugar agradable, limpio, lleno de luz o si nos hacen esperar demasiado. Detalles que pueden ayudarnos a elegir aquel que vaya mejor con nuestra forma de entender la crianza del bebé.

Vía | Faros
Foto |Pediatra Patrocinio

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *