4 abril 2017 Embarazo

Aspectos para tener en cuenta

Te contaremos diferentes aspectos que tienes que conocer acerca de la dilatación que tendrá el cuello del útero en el momento del parto. Un momento muy especial que precede a la expulsión del feto.

En algunos casos puede ser necesario que se induzca farmacológicamente, esto se realiza cuando los profesionales lo consideran necesario, en términos generales ocurre de forma instantánea sin que se intervenga con fármacos.

Generalmente la dilatación es simultánea con el momento de la expulsión de tapón mucoso o antes de este hecho, y se puede acompañar con la rotura de la bolsa amniótica, si esto sucede es necesario acudir a una centro de urgencias para recibir la valoración profesional o de una matrona.

La duración de la dilatación dependerá de cada mujer y de cada gestación

Cómo darse cuenta si se está dilatando

Muchas mujeres pueden pasar por la etapa de la dilatación sin darse cuenta, pasando totalmente inadvertido, pero una buena manera de darse cuenta es por los sucesos que se relacionan a este momento.

Entre estos procesos encontramos, como te mencionamos anteriormente, la expulsión del tapón mucoso. Sucede cuando una sustancia gelatinosa se desprende, este tapón puede ir o no acompañado de una muy pequeña hemorragia. La hemorragia puede suceder porque al llegar al final de la gestación se genera una rotura de algunas venitas cuando comienza la dilatación y el borramiento del cuello uterino.

Si notamos que se desprende el tapón mucoso debemos saber que el parto es inminente. Al llegar a este momento se comenzarán a sentir algunas molestias abdominales o sacrolumbares, también pueden aparecer contracciones.

Una etapa muy especial de la gestación

Comenzarán a aparecer las contracciones del parto, aparecerán de manera rítmica y con mayor intensidad, son frecuentes y dolorosas.

En algunos casos se produce la rotura de la bolsa, puede darse al comenzar con la dilatación. Como su nombre lo indica se trata de la rotura de las membranas que envuelven al bebé mientras se encuentra en el vientre de la madre. Es fácil de darse cuenta que sucedió ya que se siente la salida abundante de un líquido claro que tiene un particular aroma.

Y, por último, puede generarse un descenso del feto por la pelvis materna, esto acompaña la etapa de la dilatación, en bebé comenzará a descender empujado por las contracciones, lo que va provocando, al mismo tiempo, la dilatación del cérvix.

Tengamos en cuenta que la dilatación no es un proceso que se genere de manera rápida ni inmediata, se podrá dividir en distintas etapas. En un comienzo se podrán ver contracciones indoloras y leves, en esta etapa se generará una dilatación de unos 3 centímetros.

En la etapa del trabajo de parto activo las contracciones se volverán dolorosas, frecuentes y rítmicas, momento en que se dilatará el cérvix entre 4 y 7 centímetros. Y, la última etapa, es la de aceleración rápida, cuando la cabeza del bebé ya está encajada. La dilatación alcanza los 10 centímetros, permitiendo que pase la cabeza del feto.

La duración de la dilatación dependerá de cada mujer y de cada gestación

Vía | Leche puleva
Foto | Pixabay – Trestletech / Pixabay / Trestletech

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *