6 julio 2017 Educación, Padres y madres

criar niños felices

Todos los padres deseamos que nuestros niños sean felices. Más allá de las condiciones físicas que les acompañen, de los experiencias que les vayan apareciendo en la vida o de los traspiés que la propia experiencia vital nos ofrece, nuestra máxima es saber que la alegría les acompaña y que son capaces de afrontar los retos del día a día con solidez y buen humor.

Para educar en la felicidad, sin duda, nosotros debemos mostrar nuestra mejor cara y saber utilizar los recursos con actitud positiva. Como siempre nos gusta decir, nuestro ejemplo va a ser la mejor lección que podamos enseñar a nuestros niños. Pero existen ciertas claves que nos pueden ayudar a encaminarles hacia una vida mucho más amable, solidaria y, en definitiva, feliz. ¿Sabes cuáles son?

Crecer en valores ayuda a que los niños sean más felices

Está comprobado que los niños que tienen unos firmes valores son mucho más felices ya que son agradecidos, solidarios y generosos, algunas de esas cualidades que nos hacen sentirnos mucho mejor tanto con los demás, como con nosotros mismos.

Algunas de esas actitudes son:

  • Optimismo. Educarles con un carácter positivo es fundamental para que los niños aprendan a enfrentarse ante la vida con una actitud optimista, de esta forma serán de los que ven “el vaso medio lleno antes que medio vacío”, y eso siempre nos causa mucha más felicidad que tristeza.
  • Amabilidad. Tratar a los niños con amabilidad y comprensión, va hacer que ellos también lo sean con los demás, eso les va a reportar grandes satisfacciones, eliminando enfrentamientos y malas relaciones. Estar tranquilos con los demás, también hace que los estemos con nosotros mismos.
  • Fuera etiquetas. Los padres tendemos a etiquetar a los niños con demasiada facilidad: malo, llorón, torpe o perezoso, son algunos de esos adjetivo innecesarios y, siempre malsanos, que pueden acompañarles durante el resto de su vida. De hecho creerán que son así y los aceptarán con toda la negatividad que ello conlleva.
  • vida más feliz

  • Independencia. Fomentar la autonomía en nuestros niños es importantísimo para hacerles ver su valía y sus capacidades innatas para avanzar en la vida. Una de las mayores satisfacciones que podemos experimentar es la de conseguir aquello que nos proponemos. Así que debes animarle a que emprenda aventuras nuevas por sí solo.
  • Inteligencia emocional. Para que los niños sean más felices es importante que les enseñemos a gestionar sus emociones y darles la importancia justa, sobre todo aquellas que sólo aportan sentimientos negativos. Desdramatizar ciertas situaciones y fomentar aquellas otras que nos llevan al amor y el respeto es vital para encontrar el equilibrio perfecto en el espíritu emocional de nuestros niños.

Vía | Baby tuto
Fotos | Pixabay – Joffy

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Muy buen articulo, la verdad que yo tambien tenia problemas con mis hijos para hacerlos sentirse mas felices y alegres, utilizaba afirmaciones y frases positivas todos los dias. Con esto hacia que mis hijos que sientan mejor. Pero al ver esto me doy cuenta que tambien debo enseñarles buenos valores y mostrarles el respeto hacia otras personas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *