17 agosto 2009 Recién Nacido, Salud

la cistitis en los bebes

La cistitis es una infección urinaria bastante habitual y que se produce en las niñas mucho más que en los niños. Esto es debido a que la zona por donde entran al organismo los gérmenes es por la uretra. En el caso femenino esa vía es muy corta y está expuesta a los agentes exteriores más que en los niños. Además, la cercanía con la zona anal favorece la entrada de microorganismos que provienen de las heces, es por esto que hay que llevar especial cuidado a la hora de la limpieza y el cambio de pañal.

Los síntomas que puedes observar es que hacen pipi con frecuencia, incluso aunque sólo sean unas gotas, les pica y escuece al orinar y una sensación frecuente de que necesitan ir al aseo. En los bebés notarás que los pañales salen casi secos y, en algunos casos, manchados con pequeñas gotas sanguinolentas. También puede existir un aumento de la temperatura.

Si tu niña ya habla no tendrás ningún problema en que te lo cuente, pero si es todavía un bebé tendrás que fijarte en las señales que te va mandando: llanto injustificado, pañales manchados de rosa, falta de apetito, vómitos… Lo mejor es que acudas de inmediato al pediatra. El tratamiento para curar la cistitis son los antibióticos. La duración suele estar sobre los diez días y es importante respetar este tiempo ya que si no se corrige debidamente, tiende a repetirse. También es conveniente ofrecerle muchos líquidos, especialmente agua, para ayudar a diluir la orina y expulsar las toxinas y gérmenes que anidan en la vejiga.

Hay situaciones en las que existe una proporción más elevada de padecer esta infección: durante el embarazo, por la presión del útero sobre la vejiga, también si se padece estreñimiento ya que se acumulan bacterias en el intestino que pueden afectar al aparato urinario si llegan a él, beber pocos líquidos o llevar un tratamiento continuado de antibióticos.

Para prevenirla lo ideal es mantener una correcta higiene en la zona vaginal. En el cambio de pañal la limpieza debe hacerse, siempre, de delante para atrás, instruyendo a la niña para cuando tenga que realizarlo sola. Es importante, también, que no permanezca demasiado tiempo con la ropa interior húmeda o que se siente en lugares fríos. Ahora, en verano, permanecer con el bañador húmedo durante mucho tiempo puede favorecer a la colonización de estos gérmenes.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *