11 noviembre 2012 Embarazo, Entretenimiento

Cine: la semilla del diablo Ya estamos viendo como el embarazo suele ser un periodo vital muy sugerente para el cine. Películas de risa, románticas o para niños, son los géneros más proclives a utilizar la gestación como argumento principal de la obra, pero no podemos olvidar que, ese misterio que envuelve a esa nueva vida que va creciendo en el interior del cuerpo femenino, también ha sido utilizado para desarrollar películas de terror, no en vano, y según mis sensaciones, no hay nada más terrorífico que el miedo reflejado en el rostro de una embarazada.

Y hablando de este género y acotándolo en el vientre de una gestante, todo un clásico que, a pesar de los años, sigue creando expectación y misterio como pocos: “La semilla del diablo”.

El matrimonio de los Woodhouse va viento en popa. Son jóvenes y felices y acaban de trasladarse a un lujoso apartamento en pleno Manhattan. Su próximo objetivo es quedarse embarazados y criar a ese niño soñado. Su nuevo hogar alberga leyendas misteriosas y oscuras, además entablan amistad con unos vecinos que, aunque rebosan amabilidad, no parecen ser personas de buen corazón. Al fin se produce el embarazo de Rosemary aunque lleno de sobresaltos, misterios y momentos tan dramáticos que hará de esta gestación toda una batalla de supervivencia para ambos.

“La semilla del diablo” es otra obra maestra del director Roman Polanski, realizada en Estados Unidos en 1968. Entre los intérpretes principales destacan una joven Mia Farrow, John Cassavetes y Ruth Gordon.

Vía | Wikipedia
Foto | Guías de cine

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2012
  2. Cine y embarazo: La séptima profecía 18 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *