12 octubre 2009 Embarazo, Nutrición

Cinco alimentos imprescindibles si estás embarazada

A partir del momento en el que te quedas embarazada, es preciso que empieces a cuidar, aún más si cabe (para aquellas que ya lo hagan) tu alimentación . No sólo porque tienes que tener en cuenta tu propia salud, que es muy importante, sino porque de tu alimentación va a depender en gran medida el correcto y sano crecimiento del feto.

En este sentido, hemos recopilado una serie de consejos alimenticios en los que te explicamos cuáles son cinco alimentos que no deberían de faltar en tu dieta, si estás pensando en quedarte embarazada o si ya lo estás. Son recomendaciones extraídas de las hechas por la Asociación Estadounidense de Dietética , esperamos que te sean útiles.

  • Fruta. Las piezas de fruta a cualquier hora del día o de la hora deben constituir un básico en cualquier dieta, más aún si te encuentras en estado. Los nutrientes que te pueden aportar dependen del tipo de fruta, pero todas ellas contienen un 80 por ciento de agua, entre un cinco y un 18 por ciento de glúcidos de fácil digestión y absorción, y un dos por ciento de fibra además de vitaminas, sales minerales, proteínas…
  • Leche y/o yogur. La leche y los yogures son las principales fuentes de calcio mineral para nuestros huesos y para los del bebé que se está formando dentro de nuestro organismo. El 98 por ciento del calcio que existe en el cuerpo humano se almacena en los huesos y la deficiencia de este nutriente hace que la densidad de los mismos disminuya. Además, el calcio constituye una fuente de proteínas de alta calidad, vitaminas A y D. Un aporte extra en la gestación siempre es recomendable.
  • Zanahorias. Esta hortaliza constituye un excelente alimento desde el punto de vista nutricional por su elevado contenido en vitaminas y minerales. Su principal componente es agua, seguido de los hidratos de carbono uno de los nutrientes que aportan mayor energía. Y su color naranja se debe a la presencia de beta-caroteno un pigmento natural que el organismo transforma en vitamina A conforme la va necesitando. También tiene vitamina E y vitaminas del grupo B como folatos y la vitamina B3.
  • Zumo de naranja. La naranja es una fuente enorme de vitamina C y un zumo diario puede aportarte la mitad de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina. Eso sí, debes procurar que el zumo sea natural ya que será más nutritivo, no obstante si no tienes más remedio es mejor tomarlo ya envasado que no tenerlo en tu dieta.
  • Cereales. Los cereales proporcionan saciedad en los momentos de ansiedad por comer, algo que les ocurre con relativa frecuencia a las embarazadas. Además, la mayoría de ellos están fortalecidos con vitaminas y minerales esenciales que ayudan en esta etapa de la vida.

Vía | Baby Center
Foto | Feliz con mi peso

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 octubre 2009
  2. Cinco alimentos a evitar si estás embarazada 13 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *