23 septiembre 2012 Noticias

Gen en pez cebra
Investigadores de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, han conseguido aislar un gen, trasplantándolo a un pez cebra, que puede estar relacionado con el autismo o la esquizofrenia. El trasplante se realiza para poder identificar los genes relacionados con el crecimiento de la cabeza, que pueden originar dichas enfermedades. Esto permitiría poder aislarlo al detectarlo en un recién nacido.

Aunque no lo parezca, el tamaño de la cabeza es una característica más común de lo que imaginábamos en lo relacionado al autismo. Trastornos neurológicos que derivan en la esquizofrenia, también pueden verse relacionados con lo mismo.

Según los investigadores, una parte del cromosoma 16 del cuerpo humano contribuye a la aparición del autismo o la esquizofrenia. Gracias a un arduo trabajo, han conseguido concluir que los cambios que se producen en esta parte del genoma, afectan al tamaño de la cabeza al nacer y, por lo tanto, pueden derivar en las enfermedades anteriormente mencionadas.

Para esta prueba, se trasplantó una zona común de duplicación del cromosoma 16 humano al cerebro de un pez cebra. Activando cada uno de los genes trasplantados, se quería observar si se producía una cabeza pequeña en los peces, así como, posteriormente, suprimieron dichos genes para ver la reacción a la inversa, es decir, si podían causar cabezas de mayor tamaño.

El gen introducido en el pez cebra es símil al que él mismo posee, denominado KCTD13. Este gen es el responsable de controlar el tamaño de la cabeza del pez cebra. Esto ha servido para avanzar en esta investigación sobre el gen que puede causar el autismo y la esquizofrenia.

Vía | abc.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *