25 febrero 2009 Compras, Consejos, Otros

Gracias Mamá
Cuando nace un bebé es habitual hacer un regalito a la reciente mamá, para ella o para su bebé. Los ramos y centros de flores siguen siendo el detalle más recurrente, pero poco a poco la originalidad y el pragmatismo se van imponiendo.

Las cestas de fruta, la de la foto es de El Corte Inlgés, son cada vez más frecuentes y muy oportunas para que mamá recupere fuerzas.

A mí me gustan especialmente los desayunos de nacimiento de Regalo Original. Las he enviado un par de veces y son tal como las describen. Además de todo lo necesario para tomar un copioso desayuno, incluyen detalles para el pequeño: un biberón, un babero, un chupete y un peluche.
Se puede añadir algún otro elemento, como un original body y la presentación es perfecta.

Hay cestas para todos los gustos. Bayón propone una con productos para el cuidado personal de la madre. Incluyen crema antiestrias, para el cuidado del pecho o las piernas, almohadillas calmantes e incluso un extractor de leche.

Los precios de las cestas varían según su contenido, puedes encontrarlas desde 45 a 300 euros. Como madre permitidme un comentario, sería mejor enviarlas a casa cuando mamá tenga el alta, podrá disfrutarla con calma y será más inesperado.

Y una pregunta ¿Para cuándo una cesta con todo lo que está prohibido en el embarazo? No creo que yo sea la única que soñaba con un bocadillo de chorizo despúes de dar a luz.

Más información | Regalo Original

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Flores y frutas para las nuevas mamás a golpe de clic 8 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *