20 mayo 2010 Noticias, Nutrición

La cesárea podría aumentar el riesgo de que el bebé sea celíaco
La enfermedad celíaca es una enfermedad inflamatoria del intestino provocada por la ingestión de gluten de trigo, cebada y centeno en personas predispuestas geneticamente. La incidencia entre los niños españoles es de uno cada 118. Una investigación reciente apunta a que el parto por cesárea podría ser un factor desencadenante de esta intolerancia.

En el estudio que se publicará el próximo mes en Pediatrics, y que ha sido realizado por la Escuela de Medicina de Hannover,se analizaron datos de 2.000 niños que habían sido atendidos por trastornos gastrointestinales, entre ellos enfermedad celíaca, de Crohn, colitis ulcerosa y otras. Se compararon con las tasas de partos por cesárea y vaginales sin diagnóstico de problemas intestinales.

Constataron que los niños nacidos por cesárea eran un 80 por ciento más propensos a tener intolerancia al glúten que los nacidos por vía vaginal. Se desconoce el motivo de esta mayor incidencia, pero los autores del estudio sospechan que los niños nacidos por cesárea no reciben los mismos microbios de sus madres, lo cual alteraría la flora intestinal beneficiosa.

Por otro lado se especula con la conocida teoría de la higiene, la que mantiene que un entorno excesivamente límpio y esterilizado hace que los bebés no se expongan a agentes infecciosos y su sistema inmune se haya alterado, aumentando los casos de alergías y enfermedades autoinmunes. Los investigadores opinan que no tienen datos suficientes para apuntar ninguna recomendación, pero que en el caso de tener un bebé por cesárea se debería estar más pendiente de los síntomas de la enfermedad celíaca, para detectarla en cuanto aparezca.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Elana’s pantry

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Me ha resultado curioso el artículo más que nada porque puedo corroborar ese estudio por experiencia propia y en su momento los especialistas realmente no supieron darme una razón.

    Tuve a mi hija por cesárea (una complicación en el parto) y como no pude darle el pecho de recién nacida ya que tuvieron que ayudarla con biberón en el mismo hospital mientras me recuperaba. Una vez en casa y continuando con los biberones y la leche que me recomendó el pediatra, noté que la niña me devolvía todas las tomas.

    Después de varios periplos ya que no tenía ni idea de lo que podría pasarle, me la llevé a un pediatra particular y allí descubrieron que era intolerante al gluten. Y de ahí me derivo la preocupación de si seria por siempre ya que incluso la ingesta de cereales tenía que ser sin gluten.

    Pero no fue así a los tres años todo volvió a la normalidad y mi hija hoy en día acepta todos los alimentos sin problema, si que la flora intestinal la tiene más delicada pero en cuanto al resto todo volvió a la normalidad igual que llegó.

    Que quiero decir con esto que quizás los niños que nacen por cesárea si tienen intolerancia al gluten e incluso a la lactosa los primeros meses de vida o hasta que comen con normalidad, pero no tiene que ser por siempre.

    Saludos

  • Belén

    Rosa M, debío ser angustioso hasta que diagnosticaron a tu hija, pobre.
    No es por poner en duda a tu médico, pero tengo entendido que la enfermedad celíaca es permanente, de por vida. Que se haya resuelto, aunque logicamente me alegro mucho de que así fuera, no corresponde con la literatura sobre este trastorno. Es posible que se tratara de intolerancia a la lactosa ya que ésta es superable.
    En cualquier caso, como te he dicho, me alegro que pudieran tratarla y que hoy esté curada.
    Un saludo y gracias por tu opinión.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *