18 julio 2009 Consejos, Nutrición

cenas que ayudan a nuestro niño a dormir mejor

Existen dos grandes preocupaciones de los padres a la hora de cuidar a sus niños. Una de ellas es la alimentación y la otra es el descanso. ¿Quién no ha oído nunca esa frase de que el sueño de nuestro bebé le alimenta tanto como el mejor de los alimentos?… Suposiciones aparte y dejando a un lado las creencias y métodos legendarios, lo cierto es que existen ciertos tipos de comida que pueden ayudar a nuestro a pequeño a caer, con más efectividad, en los brazos de Morfeo.

No debemos olvidar que hay alimentos que ayudan a relajar a nuestro bebé y otros que, por el contrario, sólo entorpecen el sueño, por eso es importante que para la cena tengamos en cuenta ciertos aspectos.

Debemos dejar que pase cierto tiempo entre la toma de la cena y el momento de ir a la cama. Si lo hacemos de forma inmediata, la digestión puede alterar el descanso.

Hay que tener en cuenta las cantidades que ofrecemos para cenar. Demasiado abundante supone mayor dificultad para iniciar el sueño y la continuidad de éste. También demasiado escasa supone que nuestro pequeño se despierte a lo largo de la noche reclamando llenar su estómago.

Los alimentos ricos en proteínas, como algunas carnes, el cacao, el café y la cola, entre otros, entorpecen el descanso. Los más indicados son los siguientes:

  • Cereales y derivados: cereales del desayuno, arroz blanco o integral y pasta.
  • Legumbres: judía verdes, soja y alubias.
  • Hortalizas: Guisantes y tomates.
  • Fruta: aguacate, plátano y ciruela.
  • Bebidas: leche tibia.

Vía | Ser Padres

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 julio 2009
  2. El insomnio infantil 2 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *