12 enero 2017 Consejos, Embarazo

boda y embarazo

Estar embarazada no tiene porqué ser un impedimento para contraer matrimonio. Puede que tuvieras planificada tu boda desde hace tiempo y el embarazo te haya sorprendido, o quizás, y precisamente por ello, quieras unirte con esa persona especial estando esperando al bebé. En ambos casos, tanto el de unirte a una pareja, como el de traer un hijo al mundo, se requiere tener las ideas muy claras sabiendo la responsabilidad y entrega que se necesita en cualquier de ellos.

Pero casarse embarazada, lejos de los cánones religiosos o morales que cada uno tenga, puede ser una experiencia fantástica para abrir una nueva puerta a la vida familiar. Aunque posiblemente lo tengas muy claro, aquí te dejo algunos consejos para que ese día sea del todo inolvidable, sin obviar que tu estado es un tanto especial.

La elección de la fecha

Si ya tienes la fecha buscada desde hace meses, tendrás que calcular cuál será tu estado en ese momento. Piensa que la barriga va creciendo con los meses y durante el último trimestre será especialmente evidente y, sobre todo, muy pesada.

El momento ideal sería durante el segundo trimestre, ahí todavía nos encontramos más o menos ágiles, y han pasado las molestias de los primeros meses, sobre todo cuando nos tengamos que enfrentar al banquete, con sus variados y variopintos aromas, o a esas molestas y fastidiosas ganas de vomitar.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir la fecha es la importancia que le das al hecho de casarte embarazada. Hay mujeres que prefieren hacerlo de pocos meses para que no se les note y, de algún modo, evitar comentarios malsanos. Otras, en cambio, prefieren que sea cercano al parto para que todo sea mucho más brillante. En este último caso, hay que llevar cuidado con ajustarnos demasiado a la fecha, no sea que al bebé le dé por nacer antes.

Vestidos de novia embarazada

Vestido de boda premamá

Independientemente de tus gustos o del color, o si es largo o corto, lo importante es que te encuentres cómoda. Para ello vamos a elegir, dependiendo de la fecha en la que se produzca la boda, tejidos ligeros y transpirables. Intenta evitar aquellos que contengan materiales que puedan dañar tu piel como lentejuelas o hilos metálicos, ya que en ese tiempo la notarás más sensible.

Dependiendo de tu gusto particular puedes elegirlo bien ceñido al cuerpo, remarcando bien la barriga o, por el contrario, con el corte imperio (bajo del pecho), dejando espacio suficiente en la tripa. Eso sí, aprovechando que durante el embarazo aumenta el pecho, puede lucir un bonito escote.

Los zapatos deben ser cómodos y con tacón bajo, así te asegurarás de disfrutar de la fiesta bien a gusto. Y los complementos: pendientes, collares, diademas… intenta que sean poco pesados y que te dejen espacio para moverte sin trabas y sin agobios.

Debe primar, ante todo, la comodidad tanto en el vestido, el calzado o los complementos.

La elección del banquete

Tanto si has elegido una boda religiosa como una boda civil, lo más normal es que después todos los invitados vayan a compartir vuestro acontecimiento a un lugar de celebraciones. Si puedes permitirte el lujo de contratar a un planificador de eventos, muchísimo mejor, así te evitarás ciertos mareos de cabeza, pero si no, intenta que todo sea lo más sencillo posible y pide ayuda siempre que lo necesites.

El lugar elegido no tiene que ser especial porque te encuentres embarazada, pero sí, si puede ser, tener un baño cerca, ya sabes las continuas visitas que solemos hacer, especialmente en el último trimestre. El menú no tiene que ser especial, aunque quizás tú tengas que prescindir de algunos alimentos y, por supuesto, nada de probar las bebidas alcohólicas

Por último y, dando sólo una pincelada, ¿has pensado en la luna de miel? Si tu embarazo está muy avanzado quizás lo mejor será viajar una vez haya nacido el niño. Si estás en las primeras etapas procura que sea un lugar en el que no existan problemas de salud y que puedas disponer de un hospital cerca. Toda precaución es poca.

Fotos | i24 mujer y Zankyou

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *