14 enero 2016 Noticias, Opinión, Otros

Carolina Bescansa va al Congreso con su bebé y las redes se revolucionan

Ni es la primera ni será la última pero Carolina Bescansa, diputada de Podemos, acudió ayer a la sesión de constitución del Congreso con su bebé de cinco meses. Según ha declarado una madre que quiera criar con apego tiene que estar siempre con su bebé y poder llevarlo al trabajo y añade que, esta es una forma de dar visibilidad a un problema de la calle. Tanto los apoyos como las críticas han sido prácticamente inmediatas, convirtiendo al hijo de Bescansa en inocente protagonista del día y la prensa.

Quien considera esta postura acertada cree que es una buena forma de reivindicar un tipo de crianza y que es un gesto que tiene esa intención. Quien se muestra en contra señala que es un “postureo” populista ya que el Congreso tiene un servicio de guardería en el que siempre hay plazas por 150 euros al mes y en el que tendría al niño muy cerquita. Hay quien afirma que Bescansa no solo lleva a su hijo a todos lados sino que lo hace acompañada de una niñera por lo que esto habría sido solo para conseguir “la foto”. Incluso la Federación de Mujeres Progresistas considera un error el acto de Bescana al afirmar que va en contra de la corresponsabilidad.

Desde mi personal punto de vista creo que es una postura de cara a la galería totalmente irreal. El niño no solo tiene que comer, algo que puede hacer tranquilamente en cualquier sitio, además duerme, que no será muy fácil en según que lugares; hay que cambiarle el pañal y no siempre vas a poder dejar una reunión o a la gente de la caja del súper esperando a que le cambies; tiene que llorar, porque es un bebé y, debe jugar y tener espacio para moverse con libertad. No veo que todo esto sea posible en casi ningún trabajo, lo cual incluye el Congreso. Por tanto creo que solo ha sido un gesto reivindicativo, aunque no tiene nada de novedoso.

Trabajar y ocuparse al mismo tiempo de un hijo es incompatiblePor otro lado no creo que la conciliación sea acoplar al niño a tu vida sino poder adaptar tu vida a tus hijos. Es totalmente diferente porque lo primero no respeta al pequeño. Si quieres criar a tu hijo tu sola, si no puede estar a cargo de nadie más (una opción muy respetable), no puedes compaginarlo con un trabajo al uso, es una cuestión de incompatibilidades. Siempre tienes la opción de priorizar y pedir un tiempo para criarlo (decisión muy complicada) o, asumir que cada cosa tendrá su tiempo. Como madre que optó por trabajar desde casa para estar con ellos, puedo asegurar que las dos cosas a la vez son dificilísimas de hacer, o estas a los niños o estás al trabajo, por lo que terminas trabajando en los huecos en que los niños duermen. Porque si te limitas a vigilarlos mientras trabajas realmente no estás con ellos. Aún así considero el teletrabajo una de las mejores opciones para conciliar, algo que otra mujer reivindicó hace tiempo en un Parlamento.

Necesitamos medidas reales de conciliación tanto para las madres como para los padres: tiempos más largos de baja, permisos por enfermedad del niño, horarios flexibles, teletrabajo, guarderías como la del Congreso, etc. Esa reivindicación es común a todos los padres, críen con pecho o biberón, duerman junto al bebé o separados y es en lo que hombres y mujeres deberían centrar su esfuerzo.

Más información | La Información

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *