12 noviembre 2014 Consejos, Seguridad

Capsulas detergente y niños

Es normal que los niños, en su insaciable curiosidad, intenten descubrir su mundo desde todos los aspectos de la vida. Se arrastran por el suelo, buscan entre los rincones, se llevan cualquier cosa a la boca o hacen movimientos especialmente peligrosos que los pueden llevar a graves resultados. Por ello no es de extrañar que la mayoría de visitas al hospital, sobre todo de urgencias, se produzcan debido a distintos accidentes domésticos. Aunque no nos demos cuenta, las casas se pueden convertir en peligrosas trampas para nuestro bebé.

Y entre todos esos elementos que pueden resultar altamente peligrosos nos encontramos con las modernas cápsulas de detergente que nos ayudan a lavar la ropa, al menos así nos lo constatan desde el Hospital Nacional de Niños de Ohio en Estados Unidos. Sólo en un año un total de 17.230 menores fueron atendidos en los centros sanitarios por este problema, siendo un total de 769 los que tuvieron que permanecer hospitalizados con distintos casos de gravedad.

Para lo que a los adultos, quizás, nos pase por alto, para los pequeños resulta de lo más atractivo. No hay más que ver el diseño colorido y alegre que tienen estas bolsitas y que, a los más pequeños, les pueden parecer golosinas, por ello no es extraño que en un descuido acaben llevándoselo a la boca, lo que supone un alto riesgo de que el niño lo ingiera.

No debemos olvidar que estas cápsulas contienen una alta, y muy peligrosa, concentración de productos químicos concentrados y que en sólo unos segundos pueden acabar en el estómago del bebé, proporcionándole distintos problemas de salud.

De todos los casos recogidos en esta investigación, casi la mitad de los pequeños vomitaron tras la ingestión mientras que otros presentaron problemas de tos y asfixia, irritación y dolor en los ojos, conjuntivitis y somnolencia o letargo. Sólo tuvieron un caso especialmente grave en el que el pequeño falleció.

Por ello se está llevando a cabo una campaña para que los fabricantes de estos productos utilicen un embalaje mucho más resistente y ofrezcan la información necesaria para advertir a los padres. De todos modos, desde este centro sanitario, se insta que, al menos mientras los niños sean todavía pequeños utilicen detergente en polvo tradicional y, además, lo tengan bien guardado donde las curiosas manos infantiles no lleguen.

Vía | Infosalus
Foto | Yucatán

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *