22 enero 2017 Ocio, Padres y madres

John Lennon con su hijo Sean

Cuando nuestros niños se despiertan en mitad de la noche, presas de alguna pesadilla o porque requieren nuestra presencia y nuestro abrazo, solemos calmarles con palabras cariñosas y alentadoras, haciéndoles saber que ahí estamos, siempre a su lado y que nada les puede suceder bajo nuestro cuidado. Como mucho, y en un símbolo de atrevimiento total, podemos susurrarles una canción de cuna, suavecita, para que su ritmo les haga retomar el sueño.

Pero ¿te imaginas cómo lo harán los papás artistas que se dedican a la música? Aquí te dejo una canción que el artista británico John Lennon dedicó a su segundo hijo, Sean, y que yo me imagino cantándola a los pies de su cama, intentando tranquilizarlo, mientras le dice estas cosas tan bonitas.

NIÑO HERMOSO

Cierra los ojos.
No tengas miedo.
El monstruo se ha ido.
Está en la carrera y tu papá está aquí.

Hermoso
Hermoso hermoso.
Hermoso niño.

Antes de ir a dormir
di una pequeña oración.
Todos los días en todos los sentidos,
se está poniendo mejor y mejor.

Hermoso.
Hermoso, hermoso.
Hermoso niño.

Ya en la vela oceánica de distancia
casi no puedo esperar
para ver la mayoría de edad.
Pero supongo que estemos los dos,
sólo tenemos que ser pacientes,
es un largo camino por recorrer,
una fila difícil de azada.

, es un largo camino por recorrer,
pero mientras tanto,
antes de cruzar la calle,
toma mi mano,
la vida es lo que te pasa
mientras estás ocupado
haciendo otros planes.

Hermoso.
Hermoso.
Hermoso niño.
Querido.
Querido.
Querido Sean.

Letra | Música
Foto | The white blog

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *