9 noviembre 2012 Noticias, Salud

Los niños tendrán que trasladarse a la península

La Sanidad pública no está pasando por sus mejores momentos, sólo hay que ver un telediario o leer un periódico para darse cuenta de ello. Parece ser que da igual el partido que gobierne en cada Comunidad Autónoma, todas ellas se están viendo afectadas por la crisis y las medidas para afrontarla. La última noticia afectará a los más pequeños residentes en las Islas Canarias. La conserjería de Sanidad de dicha comunidad ha decidido clausurar a partir del 31 de diciembre el servicio de cirugía cardíaca infantil del Hospital Materno Infantil de Canarias.

Hay que apuntar que era el único servicio de estas características para todas las islas y además uno de los que tenían las tasas más bajas de mortalidad, un 4 por ciento. Según el gobierno esta medida se ha tomado porque las cifras de intervenciones eran mínimas, 86 niños fueron operados en 2011. Aún así afirman que ningún pequeño se va a quedar sin asistencia sanitaria ya que serán trasladados a la península para ser intervenidos.

En cuanto a las cardiopatías congénitas que se detecten durante la etapa prenatal también serán tratadas al nacer pero en este caso serán las embarazadas las que tendrán que trasladarse para dar a luz en la península. Para los traslados se utilizará un avión medicalizado para este fin, el único avión disponible para todo tipo de enfermedades y pacientes, incluidos los de carácter urgente.

Ante tal decisión el Partido Popular (oposición) de la comunidad advierte de que esto incrementará los gastos ya que todos los servicios realizados en la península tendrán que ser pagados por la Comunidad Autónoma de donde procede el paciente. La Asociación Canaria de Cardiopatías Congénitas ya ha avisado de que piensa recurrir a la fiscalía porque consideran que esta decisión es imprudente y la ciudadanía ya ha comenzado a pedir que se reconsidere esta medida a través de internet.

Entre los padres la indignación es comprensiva, además de trasladar a sus hijos tendrán que hacer frente a los problemas añadidos por tener que trasladarse ellos también. A esto hay que sumarle el miedo ante una operación de urgencia, las cifras en estos casos no importan, lo que quieren es que traten a sus hijos. Ya sean 84 intervenciones o 250 lo importante es que se salven las vidas de los pequeños.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Catwomancristi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 noviembre 2012
  2. Canarias mantiene el Servicio de Cirugía Cardíaca Infantil 18 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *