25 mayo 2011 Consejos, Nutrición

Mediante nuevas investigaciones se han propuestos cambios en la tradicional pirámide de alimentos, buscando enseñarles a las familias mejores hábitos alimentarios. Estos cambios fueron propuestos por un Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas, quienes debaten acerca de la revisión de algunos puntos de la tradicional pirámide.

Algunos puntos que se debaten es la ubicación de las frutas y hortalizas, frutos secos, legumbres, lácteos dentro de la pirámide. Mediante este tipo de cambios se buscan cambiar los hábitos de la alimentación. Recordemos que la pirámide es una herramienta que muchos usan para educar a los niños y adolescentes quienes incorporan las imágenes de una manera más rápida y fácil de entender.

La nueva propuesta de la pirámide es la siguiente:
Base de la pirámide: los alimentos más importantes serán las hortalizas y frutas. En la vieja pirámide se pueden ver los farináceos, cereales, arroz, pan, pastas, tubérculos, patata. No olvidemos que las frutas y las hortalizas cuentan con grandes cantidades de vitaminas, fibras, compuestos fotoquímicos antioxidantes. Así se incentivará una alimentación más vegetal. De hecho la OMS recomienda una ingesta de 600 gramos diarios de frutas, hortalizas y verduras.

Segundo escalón: serán protagonistas los cereales integrales. Este es otro de los grandes cambios, mediante esta nueva pirámide se busca incentivar el consumo de cereales, pero integrales. De seguir teniendo un alto consumo en grasas podrán aparecer enfermedades cardiovasculares. Por eso es importante que bajemos su consumo al mismo tiempo que aumentemos el de cereales integrales y sus derivados. Dentro de las grasas que deberíamos seguir consumiendo se encuentra el aceite de oliva y los frutos secos, esos alimentos sí son favorables para la salud.

También advierten de lo importante que es informarles a la población acerca de la necesidad de combinar diferentes lácteos para la obtención de calcio. Muchas personas eligen ingerir quesos sin tener presente que es un producto proteico graso y que por su composición en ocasiones parece alejarse de la leche. Existen otros alimentos con buena cantidad de calcio, entre ellos: frutos secos, sardinas, semillas de sésamo, verduras de hoja verde.

En el vértice de la pirámide se ubicarían los alimentos que son casi innecesarios, como los productos dulces o ricos en grasas, refrescos, repostería, salsas y cremas grasas. Si bien es cierto que son alimentos muy sabrosos, es aconsejable que se ingieran de forma moderada.

Vía | Revista
Foto | Flickr – Stebox

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 mayo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *