23 marzo 2011 Consejos, Noticias, Salud

El cambio de hora del domingo le afectará a tu bebé
Empiezan a alargarse los días y para aprovechar más horas de luz estamos a punto de cambiar los relojes de hora como hacemos cada primavera. Será este próximo sábado, amaneciendo al domingo (27 de marzo) cuando tendremos que adelantar una hora nuestros relojes.

Y también tendremos que hacerlo con nuestro reloj biológico. Y es que este cambio, que parece inocente no pasa inadvertido a nuestro organismo. Sin embargo, mientras que en los adultos es apenas perceptible ya que nos habituamos a él enseguida, trae consigo consecuencias sobre la salud de los niños. Es un cambio que, además, les trastoca mucho, sobre todo, a los más pequeños de la casa.

Y es que ese cambio de hora por mucho que tratemos de evitarlo supone la pérdida de casi una hora de sueño. Esto se debe a que aunque intentes acostar una hora antes al bebé, él tiene cogidos sus horarios y no será fácil, mientras que se seguirá despertando a su hora habitual, es decir una antes de lo que lo venía haciendo.

Este cambio puede traer consigo problemas de sueño, somnolencias durante el día, inapetencia y, además, mal humor. Vaya, los problemas que suelen venir asociados a la falta de sueño, en especial los alimenticios. Por tanto, es fácil que los bebés muestren irritación el próximo domingo, cuanto más pequeños más lo notarán.

Y no es de extrañar, ya que desde la temperatura corporal hasta cualquier actividad metabólica de nuestro cuerpo se guía por el ritmo circadiano de 24 horas, alternando actividad y reposo.

Para aliviar los posibles síntomas que mostrarán por esa falta de sueño, los expertos recomiendan que se vaya haciendo el cambio de hora gradual. Es decir cada día adelantarse la hora de acostar y de levantar unos 10 minutos. De este modo, su cuerpo se irá acostumbrando paulatinamente.

Asimismo, hay que adelantar en la misma medida, es decir 10 minutos, los horarios de comida, juego y baño, de este modo la adaptación será más fácil. Es cierto que a veces este cambio no es posible dado la apretada agenda de los padres. Por ese motivo se puede hacer el ajuste horario después del cambio de hora, pero lo importante es que sea siempre gradual.

Vía | Mi bebé y Yo
Foto | Crece Bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La importancia del ciclo del metabolismo diario 8 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *