11 marzo 2013 Desarrollo

Cambio en el color de los ojos del bebé
Cuando los bebés nacen tienen el color de los ojos indefinido. A no ser que ya desde el primer momento lo presenten con un tono oscuro, lo normal es que todavía se encuentren entre unas tonalidades claritas que, según reciba la luz, pueden presentarse como celestes, verdes o un tono grisáceo. En realidad no cambia el color de los ojos, sencillamente que con el tiempo va consiguiendo su dosis de melanina, que es la que le da el color al iris, para que aparezca de forma definitiva.

Las células que producen la melanina están todavía inmaduras cuando nace el bebé, así que irán produciéndolas según nuestro niño vaya creciendo, haciendo que a medida que se va desarrollando en otros aspectos también lo sea en las distintas tonalidades. No olvidemos que la melanina también es la responsable de la tonalidad de la piel y del pelo, de ahí que niños con la piel clara tengan ojos claros y aquellos con la tez más oscura, tengan ojos más oscuros.

Según los expertos, el tiempo que tardan los bebés en asentar su color definitivo de ojos suele ser entre los seis meses y tres años. Aunque por regla general es entre los 6 y 12 meses cuando ya se definen del todo, pudiendo cerciorarnos si ha sacado el color de ojos de la familia.

Su tonalidad de ojos va a venir marcado según la herencia genética familiar y según su raza, y el color de ojos de los padres no siempre tiene que prevalecer en el hijo, es mucho más fácil que aparezca de los abuelos. En cambio si su tendencia familiar es azul, por un parte, y marrón por otra, es mucho más probable que los suyos sean marrones, ya que este color prevalece sobre el más claro.

Vía | Bebés
Foto | Fondos gratis

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 marzo 2013
  2. Predecir el color de los ojos del bebé 3 abril 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *