24 septiembre 2009 Consejos, Padres y madres, Salud

niños alergia

En los cambios de temporada empiezan a surgir las alergias por lo que resulta muy importante no darle lugar a un malestar con que hay que aprender a convivir.

En el mundo tres de cada diez personas padecen algún tipo de alergia. La mayoría de ellas no saben con exactitud que son portadoras de una enfermedad crónica y puede afectar la calidad de vida si no es tratada a tiempo.

Las alergias son una respuesta que tiene el organismo de reaccionar de forma diferente ante la penetración de una sustancia que reconoce como extraña, dicha sustancia se llama alérgeno, que al ingresar en el organismo, genera una reacción inmunológica con la producción de anticuerpos para defenderse. La alergia es una reacción que se produce en múltiples órganos. En la nariz provoca rinitis, en los ojos conjuntivitis, en la piel dermatitis y en los bronquios asma bronquial. También existen alergias alimentarias a nivel gastroenterologico y, en ocasiones, se puede producir una reacción generalizada.

Sobre el tema del asma vale hacer una aclaración, por lo general lo padres enmascaran la palabra asma con alergia bronquial, bronquitis espasmódica o episodios recurrentes de bronco espasmos, cuando, en realidad, esos chicos son asmáticos.

En ocasiones los chicos no respiran por la nariz, porque tienen obstrucción nasal, adenoides o amígdalas muy grandes (que en general se corrigen con el tiempo); esto hace que la función de la nariz, que hace las veces de filtración, humidificación y calentamiento, conformando un verdadero filtro ante las partículas extrañas, no se cumpla en forma correcta y penetre el aire frío, ocasionando bronco espasmo.

Semáforo para el asma
El asmático debe hacerse una espirometría o una medición de pico flujo espirado
(PFE) –monitoreo hogareño de la función pulmonar-. Mediante éste es posible medir su grado de obstrucción respiratoria. De acuerdo con el resultado se indicará el tratamiento a seguir. Al realizar la espiración en el medidor se pueden determinar tras zonas: verde (es cuando está más del 80% del PFE), amarillo (entre el 60 y el 80% del PFE) y rojo (menos del 60% PFE).

Fuente | Saber Vivir

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Métodos para detectar alergias 2 octubre 2009
  2. Salud de tu bebé: alergia alimentaria, amigdalitis, angioma 11 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *