23 febrero 2009 Consejos, Libros, Nutrición, Padres y madres

caldo vegetal para el bebé

Sabemos que entre los cuatro y seis meses debemos ir introduciendo nuevas variedades alimenticias en la dieta de nuestro bebé. Los expertos aconsejan empezar con las frutas ya que su sabor y textura suelen ser más agradables en ese considerable tránsito de la leche a la alimentación más generalizada. Más tarde viene los caldos y purés de verdura que son, además de una fuente de salud importante para nuestra criatura, una base de inspiración para nuestras artes culinarias.
Aquí os dejo la receta básica de un caldo vegetal que podría empezar a tomar nuestro bebé a partir de los cuatro meses.

INGREDIENTES: (para unas 4 raciones):
2 zanahorias
1 patata mediana de 200 g.
2 puerros
6 judías verdes
1 cebolla mediana
1 litro de agua

Limpiar, trocear los ingredientes y cocerlos durante unos 45 minutos. Pasado ese tiempo, colar el caldo. Podemos dárselo tal cual o añadirle un poco de harina arroz, cereales o leche en polvo para espesarlo un poquito.

A partir de los seis meses tomaremos esas verduras y las haremos puré. Además ya tendremos la opción de ir añadiendo más ingredientes: verduras de hoja ancha, un poco de carne desgrasada, pescado blanco… Es importante no añadir sal al caldo hasta, al menos, los nueve meses. Y no olvidar nunca que, quien realmente debe indicarnos las pautas y consejos sobre la alimentación de nuestro bebé es el pediatra.

Fuente : “La alimentación infantil” de Assumpta Miralpeix (Plaza y Janés, 2002)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cómo hacer que nuestros niños coman verdura 3 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *