29 septiembre 2009 Noticias, Otros, Padres y madres

En busca de Adán y Eva
Lo contábamos hace unos cuantos meses, todos tenemos una madre común, aunque haya que remontarse 150.000 años para encontrarla. Compartimos también un mismo padre, un poco más cercano, que vivió hace 50.000 años. Son conocidos como Eva y Adán científicos y eran africanos.

Las madres transmitimos a nuestros hijos el ADN mitocondrial y nuestras hijas harán lo mismo con su descendencia. El cromosoma Y es exclusivo de los padres y sus hijos lo transmitirán a sus descendientes varones. Los cambios en estas dos pequeñas porciones de ADN han sido mínimos a través del tiempo. Pero esos mínimos cambios han permitido a los científicos del proyecto Genographic, encontrar el origen común del ser humano.

Spencer Wells es el director del proyecto y ha explicado que “Hemos podido reconstruir las rutas migratorias del ser humano desde que salió de África gracias a que todos tenemos un archivo histórico de documentos genéticos dentro de nosotros”. El equipo de Genographic ha recogido muestras de ADN por todo el mundo, durante 8 años, intentando incluirnos a todos, desde los bosquimanos a los aborígenes australianos, pasando por los europeos o asiáticos. Y la conclusión de Wells es que “Las ramas más profundas del árbol genético humano están en África. Hay más diversidad en un sólo pueblo africano, que entre dos poblaciones separadas por miles de kilómetros”.

Nuestros niños son muy pequeñitos para entender lo que esto significa, pero nosotros no. Si fueramos capaces de transmitir a nuestros pequeños lo que significa tener un mismo origen, que los cambios que ven en el color de piel o en el tamaño son sólo adaptaciones al medio, podríamos soñar con un futuro menos violento y más justo.

El trabajo se muestra en un documental ” El árbol genealógico humano”, estrenado el domingo en National Geographic Channel.

Vía | El Mundo
Foto | Merchi07

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bebés con tres padres biológicos 15 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *