2 febrero 2011 Noticias, Nutrición, Salud

Una buena nutrición mejoraría la enfermedad pulmonar en los prematuros

No es infrecuente que aquellos bebés que nacen prematuramente desarrollen una enfermedad pulmonar conocida como displasia broncopulmonar (DBP). Este problema respiratorio se produce en aquellos recién nacidos que, naciendo antes de la semana 37, necesitan una prolongada ventilación o terapia de oxígeno debido a la inmadurez de su aparato respiratorio.

Al ser aplicado este sistema para ayudarle en la tarea de la respiración y consiguiente maduración de sus pulmones, se producen claras reducciones en su flujo de aire, lo que en muchos casos puede desembocar en el desarrollo del asma. Pero estas graves consecuencias, según ha publicado un equipo médico estadounidense, pueden mejorarse gracias a una buena alimentación. No en vano, hace unos meses ya se habló sobre la importancia del Omega 3 para reforzar su crecimiento.

La investigación ha sido publicada en la revista “Pediatric Pulmonology” según un estudio de la Universidad de Michigan, en él se demuestra que la recuperación pulmonar de los bebés prematuros va íntimamente ligada a la alimentación que reciben durante sus primeros días de vida. De este modo pudieron comprobar que aquellos que recuperaban peso de manera constante, también lo hacían en los volúmenes de su capacidad pulmonar.

De todos modos, los propios investigadores advierten que se necesitan más estudios sobre este hallazgo que irían centrados en los distintos tipos de alimentación que se le puede ofrecer al bebé prematuro. Además señalan que, aunque se recupera de manera positiva esa capacidad pulmonar, nunca llega a igualarse con aquellos niños que han nacido tras el periodo de gestación completo.

Vía | El Universal
Foto | Crece bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 febrero 2011
  2. Loro arco iris 26 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *