19 julio 2016 Educación

Hace un par de meses si no recuerdo mal me sorprendió un reportaje que vi en televisión sobre la posibilidad de educar a nuestros hijos de una forma diferente, en pleno contacto con la naturaleza. Los que tenéis hijos sabéis que desde el primer momento están curioseando y aprendiendo, tocando todo y cogiendo experiencia.

El aprendizaje en el niño es realmente asombroso, son algo así como esponjas que captan todo lo que sucede a su alrededor. Al final, en un niño de 0 a 3 años la capacidad de aprendizaje viene dada por los juegos interneuronales que suceden en su cerebro; no es tan importante la cantidad de neuronas sino la facilidad de conexión entre éstas.

bosquescuela-01

A medida que los vamos viendo crecer nos damos cuenta que los primeros meses de vida son los que marcarán su futuro y se involucrarán más con aquello que conocen, dejando de lado aquello que desconocen. Y esto es sencillo: cuanto más curiosa vean una cosa, más la utilizarán y más se interesarán por ella.

El beneficio de acercarles a la naturaleza es realmente infinito; desde involucrarse en la conservación del medio ambiente reciclando como interesarse por los paisajes o entretenimiento que nos ofrece, alejándose por unas horas de la tecnología, la gran ciudad y la contaminación.

Es precisamente a esto a lo que se dedica Bosquescuela, a acercar a los niños a la naturaleza, con la misión de promover y difundir el aprendizaje al aire libre. De esta manera, el aula es cada día diferente, siendo la propia Naturaleza el aula, que varía según la época del año. Así pues, todas las actividades se desarrollan en el bosque, campo o playa, respirando aire fresco y jugando en un entorno de paz, tranquilidad y respirando aire fresco.

bosquescuela-02

Philip Bruchner, el protagonista del vídeo, es un educador alemán y agente forestal con más de 10 años de experiencia en educación al aire libre, que lleva 5 en Madrid con el sueño de traer el modelo alemán a España. Esta temporada 2015-2016 ha visto cumplir su sueño, donde 13 niños interactúan en medio de la naturaleza, además de aprender inglés con Kim, profesora nativa que sólo les habla en su idioma.

De momento sólo hay una Bosquescuela en Cerceda (Madrid) pero la idea es abrir más según la demanda de alumnos que tengan, para promover, desde el primer día, el cuidado del medio ambiente en pleno contacto con la naturaleza.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *