27 junio 2017 Embarazo

La respiración es muy importante en el momento del parto

Seguiremos hablando acerca de los beneficios que aporta el yoga prenatal, tanto para la madre como para el bebé. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en el que hemos tocado el tema.

Es muy bueno que la mujer embarazada realiza actividades que le permitan ejercitar la respiración y sus músculos, así llegarán mejor preparadas para el momento del parto. La respiración y los ejercicios musculares son dos pilares del Hatha Yoga.

En esta disciplina se realiza una respiración denominada ‘ujayi’ que consiste en inspirar de manera profunda llenando los pulmones de aire para exhalar comprimiendo el estómago, un ejercicio bastante similar al que se realiza durante las clases o talleres de educación maternal. Este tipo de respiración puede llegar a ser necesaria en el momento del parto, ayudando a que el progreso se vaya dando de forma natural, tranquila, y mucho menos doloroso.

La respiración y los ejercicios musculares son dos pilares del Hatha Yoga.

También es muy importante llegar a ese momento especial con los músculos correctamente tonificados, especialmente los de las caderas y zona pélvica, gracias al yoga se pueden conseguir muy buenos resultados. Muchas posturas que se realizan en el yoga permiten aliviar los dolores de la columna que se generan por el crecimiento del vientre, además de ayudar a tener una correcta postura.

Bienestar = Relax

Realizar yoga ayudará a relajarse y esto traerá, inexorablemente, un gran bienestar. Las mujeres que lo practican aseguran que en el embarazo pudieron conectarse más con su bebé, aprendiendo a escucharlo y detectando sus movimientos.

Diferentes posiciones

Sabemos con son muchas las posiciones del yoga y describirlas sería eterno, pero a continuación te mencionaremos algunas de ellas y los beneficios que te aportarán.

La posición del loto (BaddhaKonasana) ayudará a relajarte y descansar la parte baja de la espalda. Para realizarla deberás sentarte con tus piernas cruzadas, poniendo la espalda recta y las manos apoyadas sobre las rodillas.

En la posición del águila (Garusasana Arms) deberás sentarte de rodillas, cruzando los brazos por delante poniendo el brazo izquierdo encima del derecho, la idea es mantener las palmas de las manos juntas y llegar a levantar los codos estirando los dedos hacia el techo. Esta posición nos permitirá mejorar la concentración y conseguir un buen equilibrio, además de quitar el dolor de espalda.

Y, por último, nos referiremos a la posición denominada Viparita Karani, la misma se realiza tumbada en el suelo con la cadera lo más pegada posible a la pared, estirando las piernas hacia arriba. Mantener las piernas un poco separada, esta postura es muy buena para la circulación y la presión sanguínea pero en el embarazo se debe hacer con la autorización del médico o del instructor, podría resultar bastante incómoda en los últimos meses de gestación.

Vía | Inatal
Foto | Pixabay – Devanath

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *