2 septiembre 2015 Lactancia

Un beneficio mas de la lactancia

Se sabe que casi un 30 por ciento de las mujeres que sufren de esclerosis múltiples pueden tener una recaída pasado los tres o cuatro meses después de dar a luz, a pesar de esta estadística parece que al darle el pecho a los bebés no se incrementa la posibilidad de sufrir esos brotes, sino que los episodios llegan a reducirse significativamente.

Hasta la realización de un estudio que permitió llegar a esa conclusión existían versiones contradictorias relacionadas al vínculo entre la aparición de brotes y la lactancia. Según los científicos este estudio está abalado por la cantidad de casos que se investigaron.

Si bien el trabajo es alentador existe un punto que permite subestimar el trabajo, el punto débil es que muchas participantes (casi el 90 por ciento) que se enrolaron usaron terapias modificatorias de la enfermedad antes de quedar embarazadas.

De unas 201 mujeres que participaron se dividieron en mujeres que alimentaron a sus bebés mediante lactancia materna, mujeres que combinaron la lactancia con una alimentación suplementaria o mujeres que no amamantaron.

El 38 por ciento de las mujeres que no amamantaron tuvieron una recaída dentro de los primeros seis meses después del parto y solo el 24 por ciento de las mujeres que optaron por la lactancia tuvieron una recaída.

Concluyendo, el estudio señala la importancia de inclinarse hacia la lactancia materna, sin tener la necesidad de usar alimentación suplementaria durante los primeros meses con el fin de reducir notablemente el riesgo de sufrir una recaída, además de brindarle a tu bebé la posibilidad de contar con la mejor alimentación que pueda tener. Cuando se haya introducido al pequeño en la alimentación suplementaria se podrá regresar a los tratamientos de la esclerosis múltiple.

Vía | Infosalus
Foto | Flickr – Sanaturi Alimentación

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *