1 agosto 2017 Compras, Salud

beneficios del aceite de coco

En los últimos tiempos, la necesidad de retomar la medicina natural, los remedios de nuestros ancestros y el contacto con la naturaleza, se ha vuelto especialmente necesario. Dejar a un lado los productos químicos o elaborados con ingredientes poco recomendables, es el afán que persigue esta nueva generación de seres humanos que buscan en su propio entorno natural, la solución a muchas de sus necesidades.

Los herbolarios, o tiendas de parafarmacia, son el lugar en el que podemos encontrar productos que nos ayuden a cuidarnos sin que resulten violentos o agresivos para nuestro organismo, mucho más si hablamos, por ejemplo, de la fragilidad de un bebé y, en este caso, de su delicada piel. Por eso uno de los productos estrella que pueden servirnos de ayuda durante sus primeros años es el aceite de coco.

El aceite de coco para bebés alivia la dermatitis

Lo primero que tenemos que comprobar es que el aceite de coco que compremos sea indicado para bebés. Aunque sigue siendo un producto natural, es importante que sea tratado de forma exclusiva para los pequeños, asegurándonos así que va aportarle todos sus beneficios. Pero ¿cuáles son esos beneficios?

En los últimos años, los problemas de piel de los bebés han aumentado de forma considerable. La dermatitis atópica se ha convertido en el gran mal de la mayoría de los recién nacidos. La contaminación, las alergias, la falta de vitamina D en el embarazo, las rozaduras del pañal o el uso de productos demasiado agresivos son algunos de los causantes de este problema cutáneo que resulta especialmente molesto para el bebé. El aceite de coco puede ayudarles a mejorar aquellas zonas en las que el bebé esté más afectado.

masaje al bebe con aceite de coco

La costra láctea, el cabello, los masajes y las picaduras de insectos

La mayoría de bebés nacen con lo que conocemos la costra láctea en su cabecita. Con el paso de los días y los baños diarios, irá desapareciendo. La costra láctea es una capa parecida a la caspa que aparece en el cuero cabelludo. Si realizamos un masaje, con muchísimo cuidado, en esa zona con aceite de coco, será mucho más fácil que desaparezca antes. Además, está demostrado, que este producto ayuda, también, a fortalecer el cabello, así que después de cada baño, un poquito de aceite de coco en su pelo conseguirá que le crezca más sano y fuerte, dándole un toque de brillo muy especial.

Los masajes para los bebés son un herramienta estupenda para su relajación, además de para estrechar los vínculos afectivos entre los padres y los hijos. Un masaje antes de ir a dormir, les ayudará a descansar mucho mejor, incluso, en algunos casos, se ha comprobado que aminora el efecto de los molestos cólicos. Al mismo tiempos que le ayudamos a esa necesaria relajación, también estaremos hidratando su piel.

La proliferación de insectos, especialmente en verano, es un tema difícil de evitar. Raro es el bebé que no es atacado por algún bicho. Untar al niño con aceite de coco no va a evitar que le ataquen, pero una vez ha sufrido el picotazo, al menos, le alivia la molestia que produce.

Vía | Ok diario
Fotos | ¿Dónde vive? y Tuina infantil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *