5 septiembre 2014 Noticias, Salud

Bebés y depresión

Es evidente que cada ser humano tenemos un carácter distinto y una forma muy particular de enfrentarnos a la vida. Ya de bebés se nos manifiestan unos rasgos, que aunque pueden ir variando a lo largo del tiempo, irán imprimiendo ciertas características especiales. Bebés que son serios, otros muy risueños, incluso están aquellos que parecen siempre estar asustados. Pero más allá de esa forma natural de nuestro carácter, también existe un riesgo, especialmente para aquellos que se muestran especialmente serios o tristes, y es la depresión.

Según una investigación realizada en la Universidad de Whasington, los niños en edad preescolar pueden sufrir depresión, por lo que este problema tenderá a agravarse en el momento entre en la escuela, arrastrándolo como una pesada lacra a lo largo de toda su vida. Por ello es necesario detectarla a tiempo para poner solución.

El estudio contó con 246 niños de tres años, evaluándose el comportamiento que habían tenido en edades más tempranas, así como la evolución que presentaban a lo largo del tiempo. La tristeza, la irritabilidad, el sueño, el apetito o la forma de disfrutar el tiempo de ocio, eran claves para ahondar en las circunstancias del pequeño. Pero también se tuvo muy en cuenta, la relación que mantenían con sus padres, ya que parte de esa tristeza congénita podría venir de los sentimientos que compartían entre ellos, de hecho se comprobó que las madres que habían sufrido depresión, tanto en el parto como en el postparto, tenían hijos proclives a este malestar.

En el primer encuentro con los pequeños, de los 246, 76 fueron diagnosticados con depresión. Pasados 6 años, el total de niños depresivos con la necesidad de ser tratados ascendían a 79, siendo más de la mitad los que fueron diagnosticados en esa primera evaluación.

Aunque los investigadores creen que los niños menores de tres años no deberían ser evaluados como depresivos, si no esperar más adelante, es cierto que también afirman que es necesario detectar este problema lo más pronto posible para evitar que se convierta en crónico.

Vía | Medline Plus
Foto | Forwallpaper

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *