24 noviembre 2016 Embarazo, Otros, Recién Nacido

el sueño de los bebés

Seguro que mirando a tu bebé recién nacido mientras duerme, te has dejado llevar por el pensamiento de si hay algo que habita ya en su mente. Según los estudios científicos que se realizan en torno al mundo del sueño, los seres humanos soñamos todo aquello que vamos viviendo, sintiendo y que no sabemos o podemos exteriorizar. Es así como los miedos y temores toman vía libre mientras dormimos, transformándose en esas desagradables pesadillas.

Si es así, nuestro bebé todavía no puede ser consciente de esas sensaciones de miedo, angustia o terror. De igual modo que, tampoco, otras más agradables como el placer, la alegría o el gozo. Si soñamos a partir de aquello que hemos vivido y experimentado, nuestro bebé todavía es un libro en blanco con respecto a la experiencia. O quizás no.

Los bebés sueñan antes de nacer

Según las últimas investigaciones, que nos llevan al mundo del sueño y los bebés, se ha podido comprobar como nuestros niños ya empiezan a soñar en el vientre materno. A partir del séptimo mes de gestación es cuando se ha advertido que los bebés entran en lo que se conoce como fase de sueño REM, es decir, aquella en la que el cerebro tiene una actividad tan intensa como cuando estamos despiertos.

Después de nacer, esta fase de sueño seguirá ocupando el 50 por ciento del descanso del niño, el doble que en los adultos. Poco a poco esta cifra irá disminuyendo aunque entrando en sueños más complejos.

A partir de los 18 meses será cuando notes que, mientras duerme, hace gestos con la cara, arquea las cejas o sonríe, lo que demuestra que sueña con aquello que va viviendo a lo largo del día. Pero será entre los 2 y 3 años cuando algunos de esos sueños se vayan convirtiendo en pesadillas, lo que demuestra que nuestro niño va tomando conciencia de lo que le rodea y valorando sus experiencias.

bebe soñando

Los bebés sueñan con sensaciones

Si se asegura que los bebés sueñan, incluso en el vientre materno, nos resulta más complicado saber en qué sueñan ya que ellos no han tenido experiencias como para manifestarse en su mente. Según los científicos, los bebés no sueñan con acciones, personas u objetos; por lo que se creé que sus sueños están relacionados con el mundo de las sensaciones: olores, sabores, colores o temperaturas.

Vía | Ella hoy
Fotos | Pixabay – Robertofoto y Esoterismos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *