Los bebés saben distinguir los comportamientos solidarios

Los bebés saben distinguir los comportamientos solidarios

Escrito por: Sacra    7 agosto 2014     Comentario     2 minutos

Se ha realizado un estudio en la Universidad de Yale, Estados Unidos, donde se ha demostrado que los bebés, entre 3 y 24 meses, ya tienen conciencia de la necesidad de la solidaridad. De esta forma se supo que prefieren a aquellas personas amables y que ayudan a los demás.

Diversos estudios científicos vienen comprobando que nuestro bebé ya tiene una capacidad moral bastante desarrollada desde los primeros meses. Saber qué personas son más o menos amables o como funciona la solidaridad, es algo que, al parecer, ya viene intrínseco en la capacidad humana. De hecho los pequeños eligen aquellas personas que les resultan más agradables y ante las actuaciones, se quedan siempre con aquellas que van cargadas de gestos amables.

Y este es el caso de un último estudio realizado en la Universidad de Yale, en Estados Unidos, en el que las conclusiones, tras someter a distintas pruebas a bebés de entre 3 y 24 meses, han demostrados que los pequeños, aunque parezca que no se enteran de nada, prefieren a las personas solidarias y amables. Y el modo de averiguarlo ha sido de lo más simpático.

Un equipo de especialistas de esta universidad, decidió poner en marcha un plan para conocer si los bebés eran capaces de distinguir entre aquellos comportamientos solidarios o no. Para ello escogieron a un grupo de pequeños entre 3 y 24 meses y los pusieron a ver un sencillo espectáculo con peluches que manipulaban a modo de marionetas. En este escenario podíamos ver como un tigre intentaba sacar un objeto de una caja, como no le resultaba fácil, venía un perrito con una camiseta color crema y le ayudaba a sacarlo. En una segunda parte, la acción era la misma, pero llegaba un perrito con una camiseta verde y, no sólo no le ayudaba, sino que cerraba la caja con violencia.

El resultado fue especialmente aclaratorio, al dejarles elegir su juguete favorito para jugar, siempre elegían el perrito con la camiseta crema, es decir, aquel que había tenido un comportamiento más solidario. Incluso para los más pequeños que no podían cogerlo por sí mismos, mantenían la vista mucho más tiempo en ellos, como confirmando su deseo.

Vía | ABC del bebé
Foto | El club de las madres felices


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.