8 junio 2011 Opinión, Salud

Diferencias en la atención a bebés según la Comunidad
No es un tema nuevo, pero no por ello deja de ser indignante. Dos bebés que nacen en el mismo momento en dos puntos de la geografía española, tienen distintos derechos sanitarios. Dependerá de lo que haya estipulado su Comunidad Autónoma. La primera diferencia se nota nada más nacer, en el cribado neonatal. Como contamos hace tiempo, mientras que en Galicia la prueba de talón identifica 27 enfermedades, en el 80 por ciento de España sólo lo hace con entre 2 y 5.

Después llega el calendario vacunal, que podría estar unificado a final de año, pero aún no hay nada que celebrar. Dependiendo de donde nazca tu hijo recibirá más o menos vacunas, o para ser más precisos para igualar a las Comunidades con un calendario más amplio, deberás pagar las vacunas que ellos tienen incluídas. Si no puedes tu hijo se queda sin ellas. Otras diferencias son más comprensibles, como la disponibilidad de distintos especialistas pediátricos. Esto ocurriría igualmente si las competencias fueran estatales, pero probablemente sería más sencillo acceder a ellos.

El tema lo trato hoy tras leer una entrevista en El Mundo a los padres de dos niños con Fibrosis Quística (FQ). Uno de ellos, nacido en Madrid, fue diagnosticado al nacer, porque el cribado neonatal en dicha comunidad ya incluye la detección de esta enfermedad. El otro niño, nacido en Valencia, no tuvo un diagnóstico hasta los 5 años. No se trata sólo de 5 años de visitas médicas sin saber que le pasa al pequeño, también es un retraso en el tratamiento que explica claramente José Ramón Villa-Asensi, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Niño Jesús de Madrid, el diagnóstico precoz de la FQ,

contribuye a mejorar sustancialmente el pronóstico de la patología y aumenta la calidad de vida y la supervivencia de los afectados.

La Federación Española de Fibrosis Quistica añade que,

gracias al diagnóstico precoz y a la evolución de los tratamientos, la esperanza de vida se ha incrementado notablemente en los últimos años. El tratamiento de la patología se basa en tres pilares fundamentales: conseguir una nutrición adecuada, utilizar medicamentos que luchen contra la infección y la inflamación respiratorias y realizar con regularidad la terapia física consistente en fisioterapia respiratoria, ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del tórax para prevenir deformidades y la práctica de algún deporte.

En el caso de esta enfermedad, a la Comunitat Valenciana se suman Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, La Rioja Ceuta y Melilla, como las que no la incluyen en el cribado neonatal. Y sólo hablamos de una.

De momento, mientras alguien con capacidad decisoria no elimine las diferencias, nuestros bebés serán de primera o segunda sanitariamente hablando (y en otros aspectos también), dependiendo de donde nazcan. ¿Te parece lógico?

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Xornalcerto

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Lista de espera en los tratamientos de fertilidad públicos 21 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *