1 octubre 2012 Noticias

No necesito a papa y mama
Con los innumerables esfuerzos que realizamos para que nuestros pequeños se queden dormidos y resulta que no les hacemos falta para nada en ese sentido. Así al menos especifica un libro, en el que habla de que no necesitan estímulos para coger el sueño.

El doctor Eduard Estivill describe en su libro los últimos hallazgos en lo relacionado con el sueño en el periodo fetal. Si el bebé mantiene ese hábito adquirido en el periodo de gestación, no necesitará de ninguna ayuda externa a la hora de dormirse. Siempre que no se altere lo que ha aprendido en el vientre materno, lo podrá mantener en los primeros años de vida. No es necesario, por tanto, mecer al niño o tenerlo en brazos hasta que se duerma. Si sigue su corriente normal, este tenderá a hacerlo solo después, por ejemplo, de su correspondiente comida.

En su libro, explica que los padres no deben alterar, como decíamos antes, el sueño del bebé y que lo único que necesita este es estar despierto en intervalos de 25 o 30 minutos cada 2 o 3 horas de sueño. Según Estivill, el hábito del sueño se debe enseñar con gran conocimiento y no de cualquier manera, para que no produzca variación alguna en la conducta del niño en ese sentido.

Gracias a este “Método Estivill”, como lo han denominado, muchos padres pueden aprender a enseñar a sus hijos a dormir, aunque también aborda otras indicaciones para la solución de otros problemas como pueden ser los miedos y pesadillas de los niños y como poder afrontarlos con serenidad y tranquilidad.

Vía | info7.com.mx

También te puede interesar

Comentarios

6 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2012
  2. Libro: Dulces sueños, sin mimos ni lloros 11 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *