23 junio 2012 Desarrollo, Embarazo

Mancha mongolica
Algunos recién nacidos pueden poseer en su cuerpo una especie de mancha denominada “mancha mongólica”. Vamos a explicar en que consiste.

Esta mancha aparece en color azul o gris, con una forma bastante irregular. Normalmente se localiza en la espalda y en la zona del glúteo, aunque se han dado casos en los que se apreciaba en pies y muslos. Sin embargo, por su color, no se debe confundir con ningún tipo de hematoma que vengan derivados del parto.

Suele darse más en bebés de raza asiática, aunque también de raza negra y mestiza. Alrededor de un 90 por ciento de bebés asiáticos la tiene. Rara vez se presenta en casos de bebés de raza blanca. En ocasiones pueden mostrarse más de una y su tamaño oscila entre 1 y 15 centímetros de diámetro. Y por supuesto, sin relación alguna con el mongolismo o el Síndrome de Down.

La mancha mongólica se produce cuando existe un exceso de melanocitos. Los melanocitos son células que dan color a nuestra piel y la protegen de los rayos ultravioletas. La excesiva acumulación de estas células produce esta mancha.

Sin embargo, no debe ser preocupante a pesar de su aspecto. La mancha mongólica no tiene tratamiento, ya que desaparece a lo largo del tiempo. Puede tardar 2 años o puede tardar 10 (aunque hay casos de adolescentes que aún la tienen) pero, normalmente, tiende a desaparecer. Tampoco se la debe relacionar con enfermedades de ningún tipo.

Para los padres cuyos pequeños posean este tipo de mancha, tranquilidad. Si es la mancha mongólica, los expertos confirman que desaparece. Cierto es que su aspecto puede desagradar, pero no debe considerarse más que una marca de nacimiento por un pequeño desajuste celular.

Vía | chiquimanía.com

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 junio 2012
  2. La seguridad de nuestro bebé en el vehículo, ¿es tomada al pie de la letra? 26 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *