1 febrero 2010 Consejos, Embarazo, Noticias, Salud

Los bebés de madres bebedoras tienen alterada la respuesta al dolor
El dolor es un sistema de alarma de nuestro organismo. La alteración de la respuesta al dolor puede provocar múltiples problemas físicos y psicológicos al paciente. Un estudio canadiense relaciona el consumo de alcohol en el embarazo, con alteraciones en la respuesta del sistema regulador del dolor en los bebés de dichas gestantes.

Se investigó la respuesta al dolor en 28 bebés, 14 hijos de madres muy bebedoras y los otros 14 con madres abstemias o que habían consumido muy poca cantidad. Todos los bebés se sometieron a una extracción de sangre del talón, algo muy doloroso.

Según Tim F. Oberlander, profesor de pediatría del desarrollo del Hospital Pediátrico BC, el Instituto de Investigación del Niño y la Familia y la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, observaron tres importantes diferencias entre los dos grupos. La primera fue la distinta reacción fisiológica. Los bebés de madres bebedoras tuvieron reducida la tasa cardiaca y las partes del sistema nervioso que controlan esa tasa, en comparación con el grupo de control.

En segundo lugar, observaron que en los pequeños expuestos al alcohol el cortisol, la hormona reguladora del estrés, se reducía, mientras que en el otro grupo permanecía inalterada. La tercera observación fue una variación en la respuesta conductual que se activaba menos en el primer grupo.

Los investigadores aún no conocen las consecuencias que tendrán estas variaciones en el desarrollo y la conducta de los niños a largo plazo. Piensan que el alcohol durante la gestación afecta al desarrollo del sistema regulador del dolor. Oberlander comunícó que, “sin embargo, sí sabemos que una regulación del estrés alterada a principios de la vida pueden plantear riesgo y vulnerabilidad de mala salud mental y física, así como fracaso social y académico en toda la vida. En ese sentido, opinamos que nuestros hallazgos podrían reflejar una primera impresión de cómo la exposición prenatal al alcohol podría ‘calibrar’ o ‘programar’ los sistemas emergentes de estrés a principios de la vida”.

Como hemos dicho otras veces, se desconoce que cantidad de alcohol es segura para el feto, por lo tanto no debería probarse durante el embarazo.

Vía | Medline Plus
Imagen | Flickr-Leo Reynolds

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *