21 julio 2009 Embarazo, Noticias, Recién Nacido, Salud

Los bebés de madres adolescentes tienen más riesgo de sufrir algunas malformaciones
Los bebés de madres menores de 20 años, tienen mayor riesgo de padecer alguna malformación no cromosómica que los de las madres mayores. El equipo de M. Loane, de la University of Ulster, en Jordanstown, revisó los datos del EUROCAT para hacer su investigación. El EUROCAT es una red europea de registros de población, para la vigilancia epidemiológica de las malformaciones congénitas. Fue creada en 1979 y tiene 43 registros en 20 países, cubriendo un 29 por ciento de los nacimientos en Europa. En total controla más de 1,5 millones de nacimientos al año en Europa.

Según los datos extraídos por los investigadores, la prevalencia de malformaciones congénitas no cromosómicas varía entre 26,5 por cada mil nacimientos de madres menores de 20 años y 21,4 por cada 1.000 partos de madres entre 35 y 39 años. Se observó que las madres adolescentes también eran más propensas a tener bebés con estas malformaciones que las que se encontraban en el grupo de edad entre 25 y 29 años.

Si hablamos de malformaciones concretas, las mamás adolescentes tenían un 6,3 por ciento más de riesgo de tener un bebé con cierre defectuoso de la pared abdominal, y casi 5 veces más riesgo de que el pequeño tuviera alguna malformación derivada de una infección de la madre durante el primer trimestre. Además este grupo de edad era más propenso a tener bebés con ciertos defectos cardíacos, con anencefalia, y con problemas en los sistemas nervioso y digestivo.

El equipo de M. Loane explicón que “el patrón de riesgo de la edad materna difiere entre los países, lo que sugiere que no sería la edad biológica la que está asociada con el riesgo de anormalidades congénitas no cromosómicas, sino los factores reproductivos, sociales, étnicos, de exposición o de estilo de vida, que se relacionarían con la edad materna, según el país europeo de que se trate”

Por ello proponen que se actúe sobre los factores externos que pueden influir en la madre adolescente y como consecuencia en su bebé.

Vía | Medline Plus
Foto | Insta Blog Images

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *