18 febrero 2015 Educación, Noticias

bebe leyendo y alcohol

Desde la Universidad de Helsinki, en Finlandia, nos llega un sorprendente estudio en torno al mundo de los bebés, sus capacidades de aprendizaje y su repercusión en el futuro. Una noticia que nos ha dejado atónitos, especialmente porque lo que supone una alegría en su primera infancia, acaba siendo totalmente caótico, si atendemos a las conclusiones con las que se cierra este informe.

Según los investigadores finlandeses, aquellos niños que empiezan a hablar y a leer muy pronto son más propensos a padecer alcoholemia de mayores. ¿Los motivos?, nada más ni nada menos porque resultan ser seres más sociables que aquellos que tardan más tiempo en manejar la lengua.

Esta investigación se realizó después de examinar a 3 mil gemelos finlandeses, deduciendo que aquel de los dos que había empezado a hablar antes era dos veces más propenso a beber alcohol que su hermano. Y todavía yendo un poco más lejos, aquellos que se expresaban con más propiedad, manejaban el lenguaje con soltura y mostraban mayor interés en las cuestiones que le rodeaban, solían emborracharse, por lo menos, una vez al mes.

Según la autora principal de este estudio, Antti Latvala, ser más inteligentes verbalmente les empuja a ser más sociales y, por lo tanto, a tener más amigos y desenvolverse con más soltura en todo tipo de ambientes, lo que hace aumentar las posibilidades de encontrarse en situaciones donde el alcohol esté presente.

Otra de las teorías que manejan es que al tener una inteligencia más desarrollada, les impulse a probar sensaciones nuevas u otro tipo de experiencias.

Vía | Antena 3
Foto | Tu Bebebox

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *