15 octubre 2012 Nutrición, Recién Nacido

Se alimentan a través del olor

Unas nuevas investigaciones, realizadas por científicos británicos, demuestran que los bebés utilizan el olor de su madre para buscar el alimento. Al parecer en el momento del nacimiento, el bebé se impregna con el aroma del líquido amniótico que desprende la madre en el momento del parto y este es el que le impulsa a buscar su sustento.

De todos es sabido que los mamíferos necesitamos alimentarnos a las pocas horas de haber nacido, así estos investigadores estuvieron trabajando con animales para detectar que les movía para buscar el alimento a través de su madre. La evidencia más clara fue a través de las hembras de conejo europeo que creaban una feromona a fin de atraer a las crías para que se alimentaran, pero al investigar en ratones se dieron cuenta que, al igual que nosotros, nuestro instinto se movía por otros derroteros.

Pensando que iban a encontrar esa feromona que incitaba a la alimentación encontraron que su mecanismo instintivo de alimentación era totalmente distinto ya que se basaba en una capacidad aprendida durante la gestación, y era el reconocimiento de una mezcla de aromas que provenían de la madre. Olor que es totalmente único e irrepetible.

De igual modo descubrieron que aquellos ratones que tenían problemas olfativos no tenían esa capacidad innata para la succión, tendiendo problemas a la hora de alimentarse.

Pero lo que más quieren destacar los investigadores es esta fuerte influencia del sentido del olfato con la capacidad intuitiva del ser humano, por lo que a partir de estas pequeñas gestas se pretende buscar otros problemas neurales que puedan surgir en el comportamiento de los seres humanos y que, quizás, tengan algo que ver con su nariz.

Vía | Rosario3
Foto | Matrona Madrid

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *