2 agosto 2016 Lactancia, Recién Nacido

Lactar a la hora de nacer

Según los últimos estudios realizados por Unicef, 77 millones de bebés no reciben leche materna a lo largo de la primera hora después del parto. Esto supone un grave riesgo en la salud del pequeño, llegando incluso al fallecimiento.

Los nutrientes que le aporta la madre, junto con los anticuerpos y el contacto con su piel, son factores fundamentales para evitar esos riesgos, totalmente evitables, en el futuro estado de salud del recién nacido. Cuánto más crece el tiempo de desconexión entre la madre e hijo, más se eleva el porcentaje de muerte.

Según el último informe realizado por esta organización internacional, y realizado por la asesora superior de nutrición de Unicef, Francia Begin, retrasar la lactancia de 2 a 23 horas tras el nacimiento, ofrece un 40 por ciento de posibilidades de que el bebé fallezca a lo largo de los siguientes 28 días. Si se alarga a las 24 horas o más, el riesgo aumenta al 80 por ciento.

La leche materna es la primera vacuna del bebé, la primera y mejor protección que tiene contra la enfermedad.A pesar de alertar de los beneficios de la alimentación con leche materna para los recién nacidos, y de forma exclusiva hasta los 6 meses, sólo un 43 por ciento de la población mundial lo cumplen. No en vano, y según otro de los expertos, Christopher Bouleriac, se salvarían más de 800 mil vidas al año. De hecho, las cifras son desalentadoras cuando nos hablan de que la mitad de muertes en niños menores de 5 años se produce en recién nacidos, por lo que los expertos han encontrado un vínculo entre el fallecimiento y la ausencia de lactancia materna a lo largo de la primera hora del nacimiento.

Vía | Televisa
Foto | En familia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *