3 abril 2012 Recién Nacido

recien nacidos

El día de ayer nos referimos a las mujeres embarazadas que sufren de anorexia, hoy nos referiremos a los problemas que puede causar esto a su bebé. Los profesionales aseguran que en el caso de bebés cuya madre sufrieron de anorexia durante la gestación es necesario realizar un detallado seguimiento en los primeros meses de vida.

Los científicos investigan las posibles enfermedades en el desarrollo del feto y el futuro del pequeño. En la actualidad no existe demasiada evidencia médica al respecto, pero se sabe que las mujeres con esta enfermedad pueden tener riesgos de abortos, de partos prematuros o de niños con bajo peso.

Ignacio Basurte, psiquiatra de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital Universitario Gregorio Marañon de Madrid señala: “El riesgo de aborto, de parto prematuro y de bebés con bajo peso al nacer sí que lo hemos visto en las embarazadas anoréxicas más graves“.

Durante el desarrollo del feto es muy importante contar con un gran aporte de nutrientes, entre ellos el calcio, hierro, yodo, vitaminas, ácido docosahexaemoico, un ácido Omega 3. Además el ácido fólico es muy importante durante los primeros meses de gestación ya que su déficit se vincula con los defectos del tubo neural del pequeño.

A eso debemos sumarle las consecuencias que pueden aparecer durante el postparto. En las mujeres anorexia el riesgo de sufrir de depresión se incrementa en un 65 por ciento, frente al 15 por ciento de las mujeres sanas. Esto hace que sea imprescindible un apoyo psicológico en esta etapa.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Avodroc

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *