31 marzo 2014 Noticias, Salud

Trasplantados 7 órganos

A veces nos llegan historias que acaban resultando tan mágicas que casi podría decirse que se trata de milagros. Grandes logros que aparecen tras las manos hábiles de los expertos médicos nos hacen ver como, a menudo, la palabra imposible se queda vacía y sin contenido. Este es el caso de Luna, un caso excepcional que nos muestra la cara más amable de la vida pese al sufrimiento.

Luna ahora tiene diez meses de vida y aunque su edad es muy corta, ya ha tenido que pasar por dolorosas experiencias que, al menos, parecen haber tenido un final feliz. Y es que Luna ha sido sometida a 7 trasplantes de órganos vitales, algo que le ha devuelto la vida ipso-facto.

A los pocos días de nacer el organismo de esta bebé valenciana dejó de funcionar, por lo que tuvieron que conectarla a una máquina de nutrición parental, con el fin de matenerla con vida hasta que llegara el turno de recibir un donante para sus órganos. Hace sólo 3 meses que recibió este preciado regalo y se sometió a la ansiada operación. Fue una complicada labor de artesanía, realizada en el Hospital de la Paz, de Madrid, en la que se le trasplantaron el intestino grueso y delgado, el colon, el páncreas, el estómago, el hígado y el bazo. Hace unos días que se le dio de alta, y Luna junto a sus padres ha vuelto a su pueblo natal, Cullera, en Valencia, donde se recupera felizmente.

Desde la Asociación NUPA, que se dedican a asesorar y dar apoyo a estas familias, informan que, desgraciadamente, no se trata de un caso aislado ya que en España hay más de 130 niños que se encuentran conectados a estos tipos de máquinas en lista de espera, para recibir un trasplante multivisceral. Desde aquí deseamos que todos tengan un final feliz como lo ha tenido Luna.

Vía | Público

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *