30 mayo 2009 Desarrollo

El video está en inglés, pero es fácil entender el motivo por el que se considera a esta niña un prodigio. Es capaz de leer con 17 meses y según sus padres, no es algo que ellos hayan provocado o fomentado.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera superdota a la persona que tiene un cociente intelectual superior a 130. Sólo un dos por ciento de los niños tienen o superan ese cociente intelectual. Según la profesora de la Universidad de Granada, Mª Inmaculada Ramírez Salguero, especializada en Psicología Evolutiva y de la Educación, existen dos tipos de superdotación, la creativa y la superdotación con cociente intelectual elevado.

Los niños superdotados creativos, tienen un sentido lúdico muy desarrollado y suelen ser ingeniosos, originales y poco corrientes. Esta superdotación se mide con un test expecifico llamado The Torrance Test of Creative Thinking (TTTC).

La superdotación con cociente intelectual elevado, superior a 140, se mide con un Test de Inteligencia. Se distinguen tres subgrupos que definen los rasgos más típicos. No olvidemos que hablamos de individuos y por tanto no existen las reglas exactas.

  • Superdotados de medio privilegiado. Son niños confiados e inconformistas, aunque respetan las normas del grupo. Suelen sentirse superiores, se sobreestiman.
  • Superdotados con escasos recursos económicos. Son más conformistas y menos espontáneos. Temen al fracaso y mantienen una firme autodisciplina. Están más anclados a la realidad que los de medio privilegiado.
  • Superdotados con precocidad extrema. Son niños con un aprendizaje muy rápido y un manejo del lenguaje elaborado y preciso. Se comunican de manera excesivamente intelectual. Pueden sufrir trastornos de personalidad.

El bebé superdotado muestra gran precocidad en el lenguaje y en la relación con el entorno. Su alta sensibilidad les hace percibir los estímulos visuales y auditivos antes que otros niños de su edad. Tienen memoria fotográfica y empiezan a hablar y a desarrollar su vocabulario antes que un niño normal. Se concentra en algo por mucho tiempo y siente gran satisfacción cuando lo logra. Son bebés muy curiosos, que preguntan mucho.

Si detectas algún rasgo de superdotación en tu bebé, lo mejor es contactar con un especialista. Te sacará de dudas y te ayudará en los primeros pasos con el bebé. Muchos de estos niños fracasan en el colegio y después en la vida por no haber recibido la atención que necesitan.

Más información | Universia

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 mayo 2009
  2. Ser como todos los niños 14 julio 2009
  3. Niños superdotados: La actitud de la familia 18 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *