28 julio 2010 Salud, Seguridad

el bebe se ha introducido un objeto en la nariz u oido

Es más o menos habitual que a lo largo de la infancia nuestro niño vaya experimentando con su cuerpo, observando todos los orificios que lo componen. Al pequeño le resulta atractivo cada descubrimiento de sí mismo y va a ponerse a prueba, como un juego, a fin de que comprobar hasta donde llegan sus pequeños juguetes o cualquier otro objeto que encuentren por el suelo.

La primera acción es introducirla en la boca, lo que puede provocar, atragantamientos con serias consecuencias. Pero también van a intentarlos introducir por la nariz o por los oídos. En estos casos debes seguir una serie de pautas a fin de que esta, inocente acción acabe complicándose más de lo debido.

  • Si el objeto se encuentra incrustado, no fuerces para quitárselo ya que en ese forcejeo le puedes provocar una lesión. Especialmente aquellos que se encuentran alojados en el oído ya que podemos provocar la rotura del tímpano o sordera temporal.
  • En el caso que lo tenga en la nariz pídele que respire fuerte por la misma para intentar expulsarlo. Si no se consigue, indícale que respire por la boca y llévalo inmediatamente al hospital.
  • Inclina la cabeza del niño sobre el lado de la lesión para ver si el objeto sale por sí mismo. En el caso de que se trate de un insecto, vierte despacio un poco de agua tibia y limpia la zona, si no sale, debes acudir al pediatra.

Como siempre, para prevenir, debemos quitar de su alcance objetos pequeños, así como asegurarnos que sus juguetes cumplen todas las normativas de seguridad y no son fácilmente desmontables en piezas pequeñas. De todos modos, donde los adultos no vemos peligro, resulta que ellos encuentran siempre un hueco por el que cometer alguna fechoría.

Vía | Guía de bebés

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *