2 septiembre 2014 Recién Nacido, Salud

Aspiración de meconio

El meconio son las primeras heces del bebé que expulsa nada más nacer o entre las primeras horas de vida. Se trata de una pasta verdosa oscura y muy densa que está formada por los restos del líquido amniótico y otras sustancias que se encuentran en él. Pero puede suceder que el bebé expulse el meconio cuando todavía no ha nacido, este deshecho queda flotando dentro de la bolsa en la que se encuentra, pudiendo ser aspirado por el pequeño.

Aunque no suele ser lo más habitual, y sólo se da en algunos casos aislados, es importante detectarlo a tiempo para acelerar el parto, ya que puede acarrear graves problemas respiratorios en el pequeño. La gravedad de estos problemas dependerá de la cantidad de meconio que aspiren, ya que no todos que lo han expulsado en el vientre presentan complicaciones respiratorias.

Las causas que llevan al que el bebé expulse el meconio son muy variadas aunque la mayoría se centran en el sufrimiento fetal. El tabaco y el alcohol, la edad de la madre, un parto difícil, hipertensión o complicaciones con el cordón umbilical suelen ser, también, algunas de esas causas.

Los profesionales que estén atendiendo el parto se darán cuenta enseguida si el bebé ha podido aspirar meconio por las señales que ofrece: manchas en el líquido amniótico, manchas en la piel del bebé azuladas o verdosas, problemas respiratorios, baja frecuencia cardíaca o baja respuesta en el test de Apgar, son algunos de esos síntomas. El pediatra, entonces, le introducirá un laringoscopio para aspirar el meconio alojado en sus vías respiratorias, además de distintas pruebas para comprobar que no queda ningún resto.

Tras comprobar que tanto el ritmo de la respiración como el cardíaco es bueno, se le mantendrá en observación unas horas y todo volverá a la normalidad. Pero, como siempre decimos, la mejor solución es la prevención, así que si al romper aguas compruebas que están turbias o contienen restos de suciedad, no dudes en informar de forma urgente a tu médico ya que pueden ser síntoma de que tu bebé ya ha expulsado el meconio.

Vía | Kids Health
Foto | Criando bilingüe

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *