11 agosto 2015 Seguridad

gateo y seguridad en casa

Cuando el bebé empieza a mostrar sus primeros signos de independencia, es decir de gateo, el hogar se convierte, en todos los casos, en un campo rodeado de minas. Allá donde menos imaginemos existe el peligro, algunos de ellos especialmente graves. Es por ello que en cuanto veamos el primer signo de independencia, hagamos un repaso de todos los rincones de la casa para ver donde encontramos los mayores peligros.

Y la mejor forma de descubrirlo es haciendo ese recorrido, que hará nuestro bebé a cuatro patas, de la misma forma e ir observando atentamente todos aquellos puntos débiles y que pueden resultar de lo más peligrosos. A grandes rasgos, y dependiendo de cada casa en particular, algunas de las medidas de seguridad que debemos adoptar son las siguientes.

  • Tapar todos los enchufes con protectores especiales para ello.
  • Proteger, también, las esquinas de los muebles y las mesas. Asegurar también los cajones y las puertas que se abren.
  • Quitar de las zonas bajas los adornos, figuras y otros objetos que se puedan romper o que sean peligrosos.
  • Los productos de limpieza o medicamentos no dejarlos a su alcance.
  • Cuidado con las cortinas ya que el peque puede tirar de ellas y caerle encima. Mejor los visillos cortos, persianas o estores.
  • En la cocina siempre los mangos de cazos y sartenes hacia adentro. Cuidado también con los manteles, el niño puede tirar de ellos.
  • Quitar las sillas y otros muebles de al lado de las ventanas.
  • En el baño no dejar los productos de aseo a su alcance y la tapa del inodoro siempre bien cerrada.
  • Pon una valla si tienes escaleras y cierra las puertas de aquellas habitaciones en las que sí exista un posible peligro.

Foto | Entrenamiento Natural

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *