17 febrero 2010 Compras, Noticias, Padres y madres

Un bebé en casa, más marcas también en el baño
En el artículo anterior comentábamos el cambio que supone la llegada del bebé en los hábitos de consumo de las familias, principalmente en lo que se refiere al campo de la alimentación. Un ámbito en el que los productos frescos y las marcas líderes ganan terreno frente a los artículos genéricos y de firmas menos reconocidas.

Otro sector que se ve especialmente afectado en la cesta de la compra de las familias a las que se incorpora un bebé es el de la droguería y perfumería, según se desprende del estudio realizada por Worldpanel Baby. Una vez más la confianza y la calidad priman frente a las marcas blancas o las que son menos conocidas.

Los bienes destinados específicamente al cuidado del bebé (detergentes concretos, geles, toallitas, lociones corporales…) se posicionan en primer nivel en detrimento de compras de categorías genéricas (lavavajillas, papel de aluminio…) o de cosmética personal.

Un hogar con bebé destina un 50,2 por ciento a las compras de droguería frente a un 43,4 por ciento de una familia sin bebés. Asimismo, los primeros aumentan los gastos en perfumería (58 por ciento en un hogar con bebé y 56,9 por ciento en uno sin él).

Por productos concretos, las toallitas, los detergentes y los ambientadores aparecen más en la cesta de la compra de las familias con niños. Las primeras un 44,4 por ciento más que en las familias sin hijos, los detergentes específicos un 23,6 por ciento más, y los ambientadores un 6,6 por ciento más.

En perfumería, las lociones y leches corporales son las más vendidas en las casas con niños (un 22,8 por ciento más), le siguen las colonias con un 8,7 por ciento más y los geles de baño con un 7,2 por ciento.

En cuanto a los hábitos de consumo también los hogares con bebés las racionalizan más y visitan menos los puntos de venta. Así, pese a que gastan prácticamente lo mismo que los hogares sin bebé, estas familias van menos días al año a la compra (77 frente a los 89 de las casas sin niños pequeños), y la hacen en grandes superficies (supermercados e hipermercados) frente a otros comercios de rebajas.

Por tanto entre sus conclusiones, cabe destacar que las familias a las que se incorpora un bebé se vuelven más ‘marquistas’. Como hemos visto, la alimentación y la droguería son los ámbitos en los que más se nota este cambio consumista.

Vía | Marketing Directo
Foto | JCM&M Gift Design

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *