16 octubre 2009 Noticias, Otros

El vídeo ha recorrido todas las televisiones. Una mujer espera el metro en el andén con su bebé de seis meses en la sillita. Suelta el cochecito para arreglarse el pantalón, pero el terreno está desnivelado y el coche rueda y cae en las vías del metro justo cuando pasaba un convoy. El tren pasa por encima del coche y parece que del niño. Increíblemente el bebé sale practicamente ileso del accidente. Tan sólo tiene un leve golpe en la cabeza por la caída desde el andén.


La escena pone los pelos de punta, y eso que no podemos ver al pequeño. La desesperada madre casi es arrollada por el mismo tren al intentar recuperar el coche. Al parecer no puso el freno antes de soltar las manos, es un despiste que podría ocurrirnos a cualquiera, aunque imagino que no esperaría que el andén estuviera en pendiente.

Es importante convertir en rutina el gesto de poner el freno en el cochecito, incluso aunque lo tengamos sujeto con las manos. Da igual si paramos en un semáforo o para saludar a alguien en la calle, podríamos recibir un empujón que terminara moviendo el coche.

Hace un tiempo circulo otro video de un accidente en el metro con un bebé. En ese caso la sillita, con el bebé sentado en ella, se quedaba bloqueada con las puertas del metro. La deseperada madre conseguía sacar al bebé con esas fuerzas que salen solo en situaciones extremas. No creo que ninguna de estas dos mamás pueda volver a montar en metro con sus pequeños.

¡ Y luego dicen que los milagros no existen !

Vía | El Espectador

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *