3 noviembre 2010 Noticias, Seguridad

Un bebé de 18 meses se salva tras una caída de siete pisos
De vez en cuando los periódicos incluyen alguna noticia con final feliz. Una de las protagonistas de la que os contamos hoy sólo tiene 18 meses. La pequeña ha sobrevivido, sin un sólo rasguño, a una caída desde una altura de siete pisos en París. Un médico y su hijo que paseaban por la calle vieron como dos niñas pequeñas, una de cuatro añitos y nuestra niña milagro, se asomaban peligrosamente a un balcón. Los temores del padre se cumplieron y el bebé cayó al vacío.

Varias circunstancias se aliaron para salvar la vida de esta pequeñina. La más importante es que el toldo de la cafetería de debajo de su casa estaba estropeado, y el dueño no había podido recogerlo. El propietario ha afirmado que lo hace a diario para evitar las quemaduras de las colillas que la gente tira desde las ventanas. El toldo fue el primer freno a la caída del bebé cuyo cuerpo rebotó contra él.

Philippe Benseniot, el médico y héroe de esta historia, afirma que estaba en el lugar adecuado en el momento preciso. Vió toda la escena y pensó que el bebé no se le podía escapar. Corrió para situarse debajo y lo logró, la pequeña cayó sin daño en sus brazos, “No tenía nada. Lloró un poco pero después se durmió enseguida”.

Los padres de las niñas fueron detenidos preventivamente por la Brigada de Protección de Menores. Todos podemos despistarnos, bastan 5 segundos sin ver a los niños para que se pongan en peligro, y no sabemos que pasó en esa casa parisina. Por eso, la prevención es lo más importante. Poner un cierre de seguridad en balcones y ventanas, apartar todo aquello a lo que puedan trepar y asomarse, son gestos simples que pueden evitar una desgracia.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Storm Crypt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *