29 enero 2011 Embarazo, Salud

Una bacteria responsable del parto prematuro
La bacteria que causa vaginosis bacteriana, puede ser responsable de algunos partos prematuros. Así lo han concluído investigadores de la Escuela Médica de Harvard, el Hospital Brigham de Mujeres y el Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos. El estudio publicado en mBio (doi: 10.1128/​mBio.00280-10 18 January 2011 mBio vol. 2 no. 1 e00280-10), apunta a que la causa sería la respuesta fetal a la inflamación intrauterina causada por dicha bacteria.

Los autores analizaron 25 biomarcadores de proteina en sangre obtenida de 527 bebés, nacidos por cesárea entre las semanas 23 y 27 de gestación. Las bacterias colonizadoras provocaban cada una un nivel de proteína relacionada con la inflamación. La respuesta fetal sería mayor cuanta más proteína hubiera. Observaron que cuando se trataba de Lactobacilo, los niveles eran bajos y que parecía frenar la respuesta fetal a la inflamación, lo que es beneficioso para el bebé.

Los autores afirman que sus datos concluyen que el tratamiento de las infecciones al comienzo del embarazo con medicación específica o probióticos, prevendría el parto extremadamente prematuro. Así lo explica Andrew Onderdonk, autor principal del estudio, “Nuestros datos revelan que atacar la colonización de bacteria en la placenta con fármacos específicos o con probióticos en las primeras etapas del embarazo podría ser una estrategia prometedora para prevenir no sólo el nacimiento prematuro sino también las consecuencias inflamatorias devastadoras y de largo alcance en los neonatos prematuros”.

Ahora sólo queda que se sigan las recomendaciones, se vigilen las posibles infecciones de las embarazadas y se actúe en consecuencia. Si bien en los países desarrollados los bebés extremadamente prematuros sobreviven cada vez más, hay problemas de salud y desarrollo que les afectan prácticamente a todos.

Vía | BBC Mundo
Foto | Sofruco

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *