15 septiembre 2016 Nutrición, Salud

baby lead weading

Aunque cada familia es un mundo e intenta criar a sus hijos de la mejor forma, es cierto que cada uno tiene sus propias convicciones, ideas o métodos para que la crianza se convierta en una experiencia maravillosa tanto para los criadores como para los bebés. Verles crecer, conseguir sus logros diarios y hacer que se conviertan en seres autónomos, sanos y llenos de posibilidades, son algunos de los objetivos que todos los padres tenemos como meta.

Pero dentro de ese proceso existen muchos factores que nos pueden ayudar, o por el contrario impedir, que se produzcan los éxitos en mayor o menor medida. La alimentación es uno de ellos y que, generalmente, más preocupan a los padres ya en ella va gran parte de la salud de nuestros hijos. Según las recomendaciones de todos los estamentos es necesario que los bebés se alimenten de leche materna hasta, al menos, los seis meses; pero también, según los pediatras, a partir de esa edad es imprescindible que la apoyemos con otro tipo de nutrientes. Es ahí cuando entra un método novedoso y que se está poniendo muy de moda: el Baby Led Weaning.

¿Qué es el Baby Led Weaning?

La traducción del inglés sería algo así como el bebé llevado al destete, y es que este método se centra en aquellos alimentos, y forma de tomarlos, cuando el niño ya está preparado para ir ampliando su abanico nutricional. Según los pediatras, la edad perfecta es a partir de los seis meses, aunque cada niño lleva una evolución distinta, y por lo tanto habría que tener en cuenta su desarrollo cognitivo y motriz.

A grandes rasgos se trata dejar al niño experimentar con los alimentos sin haberlos procesado antes a través de un puré. Es decir, dejamos a un lado la cuchara para que el pequeño, con sus manos, sea el que tome, a demanda, aquellos alimentos que más les gusta y que le resultan más fáciles de digerir o llevarse a la boca, por ejemplo.

Otra de las ventajas es conseguir que coma las mismas cosas que come la familia, siempre que sean saludables, por supuesto. Según los defensores de este método, nuestros abuelos ya lo utilizaban, el problema es que ahora con las prisas y el estrés, terminamos mucho antes con la cuchara, sin dejar que el niño experimente y juegue con los alimentos.

metodo baby led weading

El Baby Led Weaning evita la obesidad

Los defensores de este método han encontrado la pieza fundamental para convertirlo en un auténtico saco de ventajas, entre ellas la de evitar la obesidad infantil, ese terrible mal que tanto afecta en nuestra sociedad. Según nos cuentan, al ser el niño el que juega con los alimentos y trabaja con ellos, es capaz de controlar su apetito, sabiendo exactamente cuando está saciado y qué cantidad es la que necesita. De esta forma, se convierte en su propio guía y controlador de su apetito.

Con este método, además, el niño adquiere un rol más activo en su alimentación, aprendiendo a diferenciar texturas, sabores, cantidades… y también sensaciones propias de la alimentación humana como la saciedad o el hambre.

Vía | Ser padres
Fotos | Bebés en camino y Su bebé

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *