3 noviembre 2009 Noticias, Nutrición, Salud

Aumenta la obesidad infantil por culpa de la crisis

Parece ser que la recesión económica está maltratando también a las neveras de las familias y por ende a los propios miembros de la familia y sus hábitos alimenticios. Se están abandonando las verduras, las hortalizas, las frutas o los pescados por comidas menos recomendables que están haciendo crecer los índices de obesidad en los niños.

El porcentaje de menores con un exceso de kilos se ha disparado en los últimos años. Los motivos principales que alegan los expertos son una dieta inadecuada y la falta de ejercicio físico. Sin embargo, la crisis ha acentuado el problema ya que muchas familias ante la escasez de recursos consumen más alimentos precocinados o comidas rápidas, una dieta que favorece que los niños engorden.

Los expertos coinciden en señalar que los menores hacen mucho menos ejercicio físico del que debieran. Y si a eso le sumamos pizzas, hamburguesas, bollería industrial, chucherías, patatas fritas o chocolates es imposible que tengan una alimentación adecuada.

Los hábitos alimenticios, como os hemos contado en muchas ocasiones se adquieren en la infancia y aunque hablamos de una tarea nada fácil es fundamental ponerla en marcha. Desde el primer año de vida del bebé hasta los cuatro, los niños definen sus gustos y aprender a comer. Si los padres comen peor, tienen menos tiempo y no hacen ejercicio, sus hijos los tomarán como ejemplo y empeorará la situación.

Según Carlos Ruiz Cosano, profesor titular de Pediatría de la Universidad de Granada y experto en obesidad infantil, sostiene que una manera de empezar a solucionar el problema es iniciando el día con una buena alimentación, es decir con un desayuno con fundamento. Así los niños no tendrán hambre a media mañana ni recurrirán a las chucherías.

Y no hay que olvidar que la malnutrición infantil, incluida la obesidad, es uno de los factores prevenibles que causa más muertes en todo el mundo, tal como alertó la Organización Mundial de la Salud. No olvidemos que el niño debe aprender a comer de todo, su dieta ha de ser rica y variada tanto en sabores, texturas, consistencia y colores. Asimismo, debe aprender a valorar los beneficios de la comida sana.

Vía | Ideal
Foto | Vegetarian Organic Blog

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 noviembre 2009
  2. Muchos niños con sobrepeso en la guardería 27 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *