18 septiembre 2009 Desarrollo, Educación, Noticias

La atención adecuada compensa las carencias de la pobreza
Los científicos tienen datos que apuntan a que la pobreza puede ser un obstáculo para el desarrollo intelectual de un niño. Ahora, un estudio publicado en Child Development, y realizado por la Facultad de educación Lynch del Boston College, defiende que si estos niños reciben un cuidado diurno de calidad, las carencias pueden compensarse. El estrés por la supervivencia en una familia pobre, puede impedir que los padres dediquen tiempo o recursos a ayudar y estimular a sus pequeños.

Los autores de la investigación definen “cuidado diurno de alta calidad” como un entorno con atención personalizada, estimulación intelectual y bienestar emocional por encima de la media. Con esta definición quedan englobados centros especializados, pero también la guardería del barrio o la casa de la abuela. El estudio analizó los datos de 1.300 niños, muchos de ellos vivían en la línea de la pobreza o por debajo de ella.

Un breve periodo en una guardería de calidad mejoraba los resultados en matemáticas de los niños en quinto grado. Los beneficios se observaron en pequeños de clase media, pero eran mucho más significativos cuanto más pobre era la familia. Además cuanto más tiempo pasaba el menor recibiendo ese cuidado diurno de alta calidad, mayores eran los beneficios observados.

Según Marta Flaum, psicóloga de Chappaqua, Nueva York, las conclusiones del estudio son acertadas, “Desde luego, tiene sentido, ya que conocemos el papel crítico que tienen las experiencias tempranas en el desarrollo de los niños. Los primeros años de vida son muy críticos para la estimulación del lenguaje, el razonamiento y la resolución de problemas, y para estimular la curiosidad y el amor por el aprendizaje. Estas son ventanas de oportunidad para dominar con maestría estos puntos de referencia tan importantes, y si durante este periodo no se adquieren habilidades, el aprendizaje será mucho más lento y existe el riesgo de que se produzca un retraso permanente en el desarrollo”.

Vía | Medline Plus
Foto | Max Waugh

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *